26 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Estatuto andaluz.- De la Vega avisa al PP de que "si se quedan fuera" los socialistas seguirán gobernando "50 años más"

No permitirá que se ponga el acento en el debate de 'realidad nacional' para "desviar la atención"

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, avisó hoy al PP de que si se "quedan fuera" en la reforma del Estatuto andaluz, los socialistas seguirán gobernando en Andalucía "en solitario y en silencio 50 años más". En los Desayunos Informativos de Europa Press, la también ministra de la Presidencia dijo que no permitirá que se ponga el acento en el debate sobre el concepto 'realidad nacional' para "desviar la atención", porque lo "importante" es que habrá "más autogobierno" y lo que más les interesa a los andaluces es si van "a vivir mejor".

De la Vega expresó su deseo de que en esta reforma del Estatuto estén "todas las fuerzas políticas". "Algunas se quedaron fuera en el anterior --comentó--. O ahora entran o se volverán a quedar fuera para los próximos 25 años".

Así, estimó que no sería "razonable no estar" y expresó su deseo de que, en la próxima reunión entre el presidente de la Junta, Manuel Chaves y el líder del PP-A, Javier Arenas, se llegue "a un acuerdo". "Espero que lo haya porque creo que es bueno para Andalucía, los andaluces y para el PP", recalcó. "Si se quedan fuera, seguiremos gobernando en solitario y en silencio 50 años más", añadió.

MÁS AUTOGOBIERNO.

En cuanto al debate sobre la definición de Andalucía como 'realidad nacional', la vicepresidenta negó que se pretenda "tapar" con este tema la denominación de Cataluña en su 'Estatut'.

"Creo que lo más importante de lo que está ocurriendo en Andalucía es que, después de 25 años, se está reformando su Estatuto, que ha permitido dar un salto espectacular en modernidad y en progreso", expuso.

Así, consideró "lógica y razonable" la revisión de este texto. "Pero lo importante de ese debate es que Andalucía va a tener más autogobierno, que los andaluces van a tener más capacidad para tener mejores prestaciones, justicia, empleo, sanidad", expuso como ejemplos.

SACRALIZAR PALABRAS.

"Eso es lo importante y lo que les importa a los andaluces por encima de todo, más allá de no querer tampoco huir de los debates", comentó la vicepresidenta.

Aseguró que se están "sacralizando determinadas palabras" --y citó "realidad nacional", "himno nacional" y "fiesta nacional"-- que desde hace "muchos años" se utilizan en España "sin problema". "Quizá se está poniendo un acento para tratar de desviar la atención de todo lo que está detrás, que es mucho más importante", avisó.

La vicepresidenta declaró que no lo permitirá y que seguirá hablando de los temas que, a su juicio, "les importan a los andaluces". "No digo que no les importen si se llaman realidad nacional o comunidad nacional --especificó--. Lo que más les importa es qué va a pasar en el futuro con la educación, con las pensiones, si van a estar todos en el censo de población o si van a tener mejores prestaciones sanitarias".

Todo ello, esto es, si los andaluces "van a vivir mejor", estará en el nuevo texto. "Van a tener más autogobierno y un Estauto con el que Andalucía va a dar su segundo impulso de modernización y progreso", agregó.

UNIDAD NO ES HOMOGENEIDAD.

Durante su intervención inicial en este foro, la vicepresidenta recalcó, sobre las reformas estatutarias, que "a veces se olvida con demasiada frecuencia, con ignorancia interesada, que unidad no es ni puede ser homogeneidad, que la auténtica unidad se forja precisamente en el reconocimiento de la diferencia y del pluralismo".

Defendió que las reformas estatutarias aprobadas y "las que vendrán" acomodarán "mejor" la diversidad del país "fortaleciendo la confianza y la solidaridad entre los pueblos de España". "Van a dar estabilidad a nuestro Estado autonómico y mejorarán la capacidad de las Administraciones públicas para atender las necesidades y aspiraciones de las ciudadanas y ciudadanos", manifestó.

A su juicio, esa es "la mejor política de vertebración e integración". "No solemnizar el estatus quo, sino hacer las reformas necesarias sin miedo al cambio y con valentía --finalizó--. Porque más autogobierno es más democracia, más democracia es más Constitución y por tanto, más unidad".

En este acto, la vicepresidenta estuvo arropada por los ministros de Justicia, Juan Fernando López Aguilar; Educación, Mercedes Cabrera; Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; Agricultura, Elena Espinosa; Cultura, Carmen Calvo; Sanidad, Elena Salgado; Medio Ambiente, Cristina Narbona; Vivienda, María Antonia Trujillo; y Administraciones Públicas, Jordi Sevilla.

Entre los asistentes también estaban presentes el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Félix Sanz; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; y el presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar; así como representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en España, entre otras autoridades.