21 de septiembre de 2019
7 de junio de 2009

ETA.- La Audiencia juzgará el martes al comando integrado por Goikoetxea, Larrinaga y Arginzoniz, desarticulado en 2007

La Fiscalía pide 9 años de prisión para dos jóvenes por atacar con 'cócteles molotov' varios cajeros automáticos en Vitoria

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará el próximo martes a Garikoitz Etxeberria, Asier Larrinaga y Aritz Aginzoniz, presuntos integrantes de un "comando" de ETA desarticulado en 2007, para quienes el fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo solicita penas que superan los 80 años de prisión por pertenencia a organización terrorista y otros delitos como tenencia de explosivos y falsificación de placas de matrícula.

Aritz Arginzoniz Zubiarre, detenido en julio de 2007 en Santander, era ciclista, había competido tanto en montaña como en carretera con la Federación Vasca de Euskadi de Ciclismo hasta 2005 y llegó, incluso, a participar en varios campeonatos de España de ciclo cross. Sus compañeros de "comando" habían sido arrestados en enero de ese mismo año en Francia, portando Etxeberria armas de fuego.

En concreto, la Fiscalía pide 24 años y seis meses de cárcel para Larrinaga y Aginzoniz por los delitos de pertenencia, tenencia, transporte y depósito de sustancias explosivas, confección de artefactos y falsificación de placas de matrícula.

En el caso de Etxeberria, la petición se eleva hasta los 30 años y 6 meses de prisión al atribuírsele también los delitos de tenencia de armas y falsificación de documento oficial.

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público relata que la desaparición de Asier Larrinaga fue denunciada por su padre, y que el nombre de este joven se relacionada con el del presunto miembro de ETA, Urtzi Gainza, a quien se encontró una agenda en la que aparecía el nombre de Larrinaga y el número de teléfono de la joyería de su padre.

Días después se encontró el coche de Asier, en las cercanías de un área recreativa de la carretera Arrazola en Atxondo (Vizcaya), y a unos 500 metros un bidón que contenía material explosivo. En el interior del vehículo se encontraron huellas de Garikoitz Etxeberria, que se encontraba en paradero desconocido tras unas detenciones realizadas en 2004 en relación con la documentación incautada al etarra Ibón Fernández Iradi, "Susper".

Durante una segunda batida en la zona, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se incautaron de 73 piezas de color negro de matrícula troqueladas y otros enseres.

KALE BORROKA

Este mismo tribunal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, juzgará el próximo lunes a Igor Mayora y a Ibai Peña, para quienes el fiscal Pedro Rubira solicita una pena de cárcel de 9 años como autores del lanzamiento, en agosto de 2006, de varios de 'cócteles molotov' contra dos cajeros automáticos exteriores de caja Vital en Vitoria (Álava).

Para cubrirse el rostro, los procesados utilizaron las mangas de una camisa, a la que habían practicado dos agujeros a la altura de los ojos, y también guantes de látex para no dejar huellas dactilares. En un registro realizado en el domicilio de Mayora, la Ertzaintza se incautó de un zutabe (boletín interno de ETA).

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público, califica los hechos de un delito de incendios terroristas y otro de tenencia de explosivos que atribuyen a ambos jóvenes, para quienes pide, además de 9 años de cárcel, una multa de 24 meses a razón de 20 euros de cuota diaria y una indemnización para la sucursal bancaria por valor de 14.050 euros.