3 de diciembre de 2020
1 de septiembre de 2007

ETA.- La casa de Cahors es considerada como la "fábrica principal" de bombas, que contaba con un laboratorio en el baño

Barandalla alquiló varias viviendas descubiertas por la policía entre ellas, la casa en la retuvieron a la familia de Orio secuestrada

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La casa en la que vivían los terroristas detenidos hoy es considerada como la "fábrica principal" de las bombas de ETA, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista, y además contaba con un laboratorio en uno de los baños. De hecho, el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró hoy que se trata de la "base de operaciones" desde la que se preparaban y organizaban las actividades terroristas de la banda y adelantó que los etarras estaban preparando otro coche-bomba.

Se trata de una casa situada en la localidad de Cahors, cerca de Toulouse. Según los datos facilitados por Interior, y aún pendientes de detallar y analizar por los especialistas en explosivos, en uno de los baños de la vivienda estaría instalado una especie de laboratorio para la fabricación de componentes de los explosivos artesanales utilizados por ETA.

Entre los elementos intervenidos, han aparecido cantidades aún sin determinar de cordón detonante, amonal, cloratita y polvo de aluminio, ya listos para su empleo. A esto se suman los vehículos y el hechos de que los terroristas se encontraban preparando otro coche-bomba.

AMONAL, CLORATITA, POLVO DE ALUMINIO Y ARMAS

En la operación policial también se les han incautado numerosas armas: al menos cuatro pistolas, dos subfusiles, un fusil ametrallador y un lanzagranadas artesanal. Entre el resto de efectos intervenidos está el ordenador portátil que los terroristas robaron el pasado fin de semana al matrimonio de Orio que secuestraron para robarles la furgoneta. Este dato, según Interior, evidencia la participación de este grupo en el atentado frustrado de Castellón.

Además, los investigadores relacionan a Ohian Barandalla con el alquiler de viviendas, siendo identificado 'a posteriori' por algunos arrendatarios de inmuebles descubiertos por las fuerzas de seguridad.

Entre ellas se encontraría la casa rural donde mantuvieron secuestrados el pasado fin de semana, al matrimonio dueño de la furgoneta que explosionó en Cuevas de Vinromá (Castellón).