16 de enero de 2021
4 de abril de 2012

El expresidente del PP de Ceuta que dimitió por mantener sexo en su despacho optará a presidir el partido

El exsacerdote competirá con Vivas para "limpiar" su imagen y revitalizar el partido descartando volver a cargos institucionales

CEUTA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El exsenador (2004-2008), exvicepresidente del Gobierno de Ceuta (2007-2009) y expresidente del PP de la ciudad autónoma (1999-2009) Pedro Gordillo ha anunciado oficialmente este miércoles a través de una carta dirigida a los 3.000 militantes del partido que competirá con Juan Vivas como candidato para volver a dirigirlo en el congreso regional que tendrá lugar el próximo 19 de mayo.

Gordillo dimitió citando "razones de índole personal" de todos sus cargos institucionales y orgánicos la noche del 30 de octubre de 2009, cuando se supo que había sido grabado por una mujer de 33 años, Zineb Ahmed, mientras le practicaba una felación en su despacho en el Palacio autonómico local tras haberle prometido, según la denuncia de ésta, diferentes prebendas.

A sus 71 años, el exsacerdote comienza su misiva refiriéndose a ese suceso, todavía bajo instrucción judicial: "Quiero expresaros mi dolor y sufrimiento por lo que todos vosotros sabéis que me sucedió", apunta, alegando que cree que "con lo que ocurrió" solo ofendió a su mujer y a sus hijos, en los que encontró "no solamente el perdón sino el amor, el apoyo y la comprensión para seguir adelante".

"No me aproveché de nada económico ni me beneficié de nada en absoluto, y esto es algo que mis enemigos sabían que no haría nunca", completa sobre unos hechos por los que dice haber recibido "grandes muestras de cariño, afecto y comprensión" de "muchísimos" militantes. "De otros no, como vosotros bien sabéis", prosigue como uno de los argumentos "que me han hecho presentarme a presidente de nuestro partido".

El resto de las razones que cita el que fuera director provincial de Educación con los gobiernos de José María Aznar para volver a la vida pública tienen que ver con la gestión de Juan Vivas al frente del Ejecutivo de Ceuta, con el que compartió su timón entre 2007 y 2009 tras dejar su escaño en la Cámara Alta.

"El presidente está demasiado ocupado con llevar adelante los problemas de la Ciudad y no puede dedicar totalmente su atención y presencia a nuestra sede", opina antes de descartar volver a la política institucional.

"No deseo dedicarme al Gobierno, sino solo a llevar a cabo la vida interna de nuestro partido y hacer que el mismo sea el fundamento de la organización y desarrollo político de la ciudad", asegura.

"Nuestra sede ha dejado de ser el lugar donde los militantes podían expresar sus preocupaciones, inquietudes o solamente encontrar la mano amiga que podía escucharles y atenderles", lamenta prometiendo que este espacio vuelva a ser "un sitio donde el corazón esté presente y donde la persona ocupe el centro de las preocupaciones de nuestro partido". "Queremos una sede abierta, dialogante, atenta a las necesidades de los ciudadanos y cercana a sus problemas", explica.

"LIMPIAR MI IMAGEN"

A modo de análisis político, en la carta recuerda que, pese a obtener mayorías con un respaldo superior al 65% de los votantes, "en las últimas elecciones a la Asamblea se perdieron más de cinco mil votos, sobre todo en zonas donde electoralmente ganaba siempre el PP, y se perdió un diputado". Además, advierte de que las cuentas del PP de Ceuta muestran un estado "preocupante".

"Por todas estas razones y por el deseo, por qué no, de limpiar mi imagen y no tener que salir por la puerta trasera, algo que creo, no merezco, me presento a las elecciones para presidente regional de nuestro partido, con la esperanza de obtener vuestro apoyo como siempre he tenido, y seguir trabajando por este partido que tanto bien ha hecho a nuestra ciudad y deseo que siga haciéndolo", pide su respaldo a la militancia "con todo el cariño que siempre os he profesado".