17 de octubre de 2019
7 de mayo de 2014

Fernández Díaz ironiza con las "obsesiones" de CiU y niega presiones del Gobierno a los jueces que apoyan la consulta

Reprocha que le preguntaran por una supuesta vigilancia a la sede de CDC cuyo objetivo real era un piso "vecino" destinado a un secuestro

Fernández Díaz ironiza con las "obsesiones" de CiU y niega presiones del Gobierno a los jueces que apoyan la consulta
EUROPA PRESS

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha ironizado este miércoles con las "obsesiones" que a su juicio sufren los miembros de CiU y ha negado que el Gobierno esté presionando a través de cualquier medio a los jueces catalanes que se han mostrado partidarios de la celebración de la consulta soberanista.

El ministro ha mantenido este debate en el Pleno del Congreso con el diputado Feliu Guillaumes con motivo de la publicación en un periódico nacional de las fotografías del Documento Nacional de Identidad (DNI) de algunos de los jueces que firmaron un manifiesto en el que defendían la legalidad de la consulta y su encaje en el marco constitucional.

El diputado de CiU ha recordado que tres agentes de la Policía Nacional declararon ante el juez que accedieron a la base de datos de esas fotografías por orden de un superior y ha achacado estos movimientos a tres supuestos que, a su juicio, se pueden dar en el Ministerio del Interior: "desorden, que alguien actúe por su cuenta o que existan instrucciones de cómo actuar ante determinados sectores que defienden el proceso".

El ministro ha rechazado estas acusaciones y ha animado al diputado a "mirarse al espejo" para reflexionar sobre las "obsesiones" en las que está instalado. Como ejemplo ha puesto un caso denunciado por CiU por el que, según alertaron sus dirigentes, había policías de paisano vigilando la sede de CDC.

Este asunto, que llegó hasta las Cortes Generales y Fernández Díaz ha lamentado que no pudo entonces dar más explicaciones, se reveló este martes que estaba relacionado con una investigación a un piso "vecino" a la sede de CDC que estaba siendo preparado para el secuestro de un empresario.

"Ese secuestro ha sido frustrado por la Policía Nacional", ha celebrado el ministro animando a los miembros de CiU a pedir disculpas por cuestionar la actuación de los agentes policiales e insistir en que pone de manifiesto "que determinadas hipótesis o suposiciones son cuanto menos obsesivas".

SE FIRMA UN MANIFIESTO BUSCANDO NOTORIEDAD

Sobre la publicación de las fotografías de los jueces, el ministro ha recordado que cuando alguien firma un manifiesto público con su nombre y apellidos lo hace "buscando notoriedad". "No sé por qué nos debe extrañar que un medio de comunicación lo recoja", ha preguntado rechazando que se cuestione la actuación de la Policía.

En este sentido, ha recordado que algunos de esos jueces presentaron una denuncia por la publicación de las fotografías de su DNI que ha sido admitida a trámite y por la que ya han declarado como testigos tres agentes policiales. "Deje que actúe el juez y respete al poder judicial", ha pedido.

Pero además, ha recordado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto diligencias informativas por si la firma del manifiesto por parte de los jueces puede incurrir en una infracción que menoscabe la neutralidad e independencia que les es exigible.

"A parte de sus obsesiones, ¿de qué me está preguntando?", ha espetado al diputado de CiU apuntando que si el Ministerio del Interior se dedicara a investigar a todos los partidarios a la consulta soberanista "no habría policías en el mundo para seguir a esas personas".

LO ACABAREMOS LAMENTANDO TODOS

"Si mi abuela tiene manillar, sillín y ruedas, lo más probable es que no sea mi abuela, que sea una bicicleta --ha respondido Guillaumes sobre la supuesta vigilancia a la sede de CDC--. Si hay agentes de Policía delante del local de Convergencia, lo normal es que pensáramos que no era una abuela, era una bicicleta".

Y sobre las fotografías de los jueces, el diputado ha pedido ha al ministro que resuelva la situación de su Ministerio "a tiempo y a forma" y no abra "la caja de Pandora", de la que ha recordado su trágico final.

"Si no se resuelve lo acabaremos lamentando todos, y quizá también usted, ministro. Estas cosas se sabe cómo empiezan pero no cómo terminan", ha advertido explicando que se trata de un asunto de libertades civiles y no sólo relacionado con el proceso catalán.

Para leer más