23 de septiembre de 2020
8 de septiembre de 2008

Financiación.- Trias lamenta que Hereu "no reclame" lo que corresponde a Barcelona "por miedo a incordiar"

BARCELONA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, lamentó hoy que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, "no reclame" lo que corresponde a Barcelona "por miedo a incordiar a otras administraciones".

Trias anunció hoy que la financiación será una de las prioridades para su formación durante este nuevo curso político y solicitó el cumplimiento de los acuerdos aprobados en Pleno Municipal, concretamente uno en el que reclamaban la convocatoria de la comisión municipal de seguimiento de la Carta Municipal para valorar el proceso de negociación sobre financiación con el Gobierno central.

"Es necesario un acuerdo entre todos los grupos políticos, es importante ponernos de acuerdo en cuanto dinero y cómo se tiene que recibir", declaró. Trias explicó que también es necesario definir las inversiones en infraestructuras de la ciudad por parte de otras administraciones, así como "ver qué pasa con los acuerdos que se tomaron para hacer llegar agua a la ciudad".

CiU presentará en los próximos días un paquete de medidas para afrontar la actual situación económica. "Cuando hablamos de crisis no hablamos de la situación del Ayuntamiento, sino de como ésta afecta a los ciudadanos", aseguró.

COMPARECENCIA DE ESCARP

Otro de los temas centrales para CiU será el civismo, ya que Trias aseguró que el consistorio ha sido "incapaz" de dar respuesta. "No hay suficiente con medidas coercitivas, hay que aplicar mecanismos de prevención", declaró el líder de la formación.

Señaló que la ordenanza de civismo "ha fallado" en este aspecto, por lo que CiU pedirá la comparecencia de la concejal de Prevención, Assumpta Escarp.

Por otro lado, Trias consideró que el actual modelo está "agotado y el equipo de gobierno roto" y añadió que los barceloneses están "desilusionados con el modelo y con un gobierno que actúa fuera de la realidad". "Todo se basa en una obsesión: mantener el poder", espetó.

El presidente del grupo municipal de CiU detecta un "problema de poco liderazgo" y acusó a los responsables municipales de ir "a bandazos". Solicitó el buen funcionamiento del ayuntamiento y el cumplimiento de los acuerdos adoptados por mayoría, ya que aseguró que actualmente están "ante una tomadura de pelo".