8 de abril de 2020
29 de septiembre de 2008

El fiscal pide 24 años de cárcel para un hombre acusado de vulnerar los derechos de 6 ciudadanas extranjeras

PAMPLONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Fiscal ha solicitado una pena de 24 años de prisión para el propietario de un hotel-club de Tudela al que acusa de cometer delitos contra los derechos de los trabajadores, en concreto, de vulnerar los derechos de cuatro ciudadanas rumas, una paraguaya y otra indocumentada que ejercían tareas de alterne en su local.

El juicio por estos hechos tendrá lugar mañana, 30 de septiembre, a partir de las 10.30 horas en el Juzgado de lo Penal número 4 de Tudela. El fiscal pide cuatro años de cárcel por cada delito contra los derechos de los trabajadores (24 años en total) y el pago de una multa de 21.600 euros.

Los hechos que se enjuiciarán tuvieron lugar en agosto de 2003, cuando el procesado era propietario de un hotel-club en el que ejercían a su servicio la actividad de alterne varias mujeres de distintas nacionalidades, "todas ellas carentes del correspondiente permiso de trabajo, lo que les impedía realizar actividad laboral alguna y al mismo tiempo les impedía la posibilidad de gozar de los correspondientes contratos de trabajo y disfrutar de los beneficios laborales legalmente reconocidos", según el escrito de acusación del fiscal.

En concreto, el Ministerio Público señala el caso de cuatro ciudadanas rumanas, una paraguaya y otra indocumentada que ejercían la actividad de alterne y "dado que todas carecían de los permisos de trabajo, circunstancia conocida por el acusado, no se les formalizó ningún tipo de contrato laboral ni disfrutaban de beneficios laborales, a pesar de estar sometidas a un rígido horario laboral".

El fiscal apunta que la actividad de estas mujeres reportaba "importantes beneficios al acusado, quien obtenía beneficios tanto de las copas que con los clientes consumían las mujeres mencionadas como por cada uno de los 'pases' que realizaban para mantener relaciones sexuales".

Además, el escrito apunta que las mujeres "se encontraban hospedadas en el local mencionado, teniendo que abonar por ello el precio correspondiente al alojamiento y la manutención".