17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    La Fiscalía pide 23 años de cárcel para un acusado de asesinar a un turista inglés en Fuerteventura (Canarias)

    Un Tribunal de Jurado enjuiciará en Las Palmas a H.M.H. por presuntamente matar a golpes a la víctima

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía pide imponer una pena de 23 años de cárcel para un hombre acusado de presuntamente asesinar a un turista inglés en la madrugada del 3 al 4 de mayo de 2006 en la zona de ocio de Caleta de Fustes, en Fuerteventura, donde propinó "con una violencia desmedida una serie continua de golpes, patadas y puñetazos sobre el cuerpo de la víctima" sin mediar ninguna discusión".

    La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará del 21 al 24 de julio el juicio por Tribunal de Jurado contra H.M.H., natural de Melilla, según reza en el escrito de calificaciones provisionales del Ministerio Público al que ha tenido acceso Europa Press.

    El fiscal precisa que el procesado ha sido ejecutoriamente condenado, entre otras, por sentencia de 27 de mayo de 2004 firme el mismo día dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Melilla por un delito de robo con fuerza a la pena de dos años de prisión; y por sentencia de 28 de febrero de 2007, firme el mismo día, dictada por el mismo juzgado de Melilla por delito de resistencia o desobediencia a la pena de seis meses de prisión.

    En todo caso, señala que ninguno de estos antecedentes es computable a efectos de esta causa. En su escrito detalla que tras haber estado años atrás en Fuerteventura, H.M.H. regresó en abril de 2006 a la isla, puesto que había sido citado para la celebración de un juicio que tenía pendiente.

    EN EL EXTERIOR DE UNA TERRAZA

    En la madrugada del 3 al 4 de mayo de 2006 el acusado, en compañía de su hermano y de un tercero se dirigieron en un vehículo de la hermana del procesado a la zona de ocio de Caleta de Fustes.

    Una vez allí decidieron entrar en el pub Whikis a tomar copas y jugar al billar. Tras permanecer un tiempo en este local, sobre las 04.30 horas, el acusado se dispuso a abandonar el mismo cuando se dirigió hasta la terraza exterior del pub, lugar donde se encontraba durmiendo en una silla, "tras haber ingerido grandes cantidades de alcohol", la víctima, un británico de 52 años de edad.

    A continuación, el acusado, "guiado por una clara intención de acabar con su vida, sin justificación alguna y sin mediar ninguna discusión o provocación", comenzó a propinar "con una violencia desmedida una serie continua de golpes, patadas y puñetazos sobre el cuerpo de la víctima, dirigidos en su mayoría a la cabeza, la cara y el cuello". Momentos después el acusado huyó en compañía de su hermano del lugar de los hechos.

    Como consecuencia de esta agresión la víctima sufrió gravísimas lesiones que provocaron su muerte casi inmediata, entre las que destacan un traumatismo cráneo encefálico con edema cerebral, edema moderado-grave de masa encefálica, hemorragias en cuernos occipitales, fractura de todo el macizo óseo facial y hemorragias internas en los senos faciales, según concreta el informe final de autopsia.

    Por todo ello, la Fiscalía pide imponer a H.M.H. 23 años de cárcel y, en concepto de responsabilidad civil, reclama que el acusado indemnice a los herederos legales de la víctima en la cantidad de 100.000 euros.