18 de octubre de 2019
2 de marzo de 2009

Gallegas.- Quintana admite que "no se cumplieron los objetivos", pero no aclara si pone su cargo a disposición del BNG

Admite "errores" y que esperaba "otro resultado", al tiempo que dijo que estará "al lado de la gente" para paliar la crisis

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz nacional del BNG y candidato nacionalista, Anxo Quintana, admitió hoy que "no se cumplieron los objetivos" electorales, pero no aclaró si pondrá su cargo a disposición de la formación nacionalista, porque "hoy no es noche para eso".

"Es evidente que tenemos que hacer una reflexión sobre lo ocurrido", declaró a los medios tras su comparecencia ante la militancia. "Vamos a darnos la oportunidad de poder meditarlo con calma e intentar en las soluciones no cometer los errores anteriores", apostilló.

El dirigente nacionalista explicó que no estaba "en condiciones de hacer un análisis profundo" en ese momento, aunque agregó que "hay que mirar adelante". "Hay que examinar los errores, que sin duda son más de uno", reconoció, pero garantizó que "el proyecto continuará con la misma ilusión".

Quintana, que ha mostrado un rostro serio y de resignación, reconoció que, "como es lógico, se esperaban otros resultados", pero entendió que "el pueblo gallego decidió" y dijo "acatar" la palabra de los ciudadanos.

"Hoy podemos lamentarnos, pero a partir de mañana nuestra preocupación no es el BNG, sino la gente", aseguró en su comparecencia ante la militancia en la que fue recibido con aclamaciones de "BE-ENE-GA".

Quintana estuvo arropado por el coordinador ejecutivo, Francisco Jorquera; el secretario de Acción Institucional, Francisco Rodríguez; y el secretario de Organización, Alberte Ansede. El también diputado en el Congreso sintetizó en su rostro las sensaciones de decepción del BNG y mostró ojos llorosos, visiblemente emocionados.

RESULTADOS NO ESPERADOS

"El pueblo es siempre sabio y tengo que acatar la decisión. Me gustaría que el resultado fuese otro", apuntó el cabeza de cartel nacionalista. "Como es lógico yo estaba confiado en otros resultados y tuvimos miles de votos, que agradecimos y que quiero volver a agradecer", aseveró el político nacionalista.

En este sentido, aseguró que "miles de personas apuestan por el proyecto nacionalista" y ello les da "ánimos" para continuar, sobre todo, "en el momento difícil que ahora se va a afrontar" y que el BNG abordará "desde la responsabilidad que los ciudadanos les han otorgado". "Se puede hacer una gran contribución a la sociedad desde el gobierno y desde la oposición", sentenció.

Quintana destacó la participación que hubo y que refleja la gente que "quiso opinar y decidió que fuese el PPdeG", con cuyo líder dijo haberse puesto en contacto para mostrar sus "felicitaciones" por el resultado obtenido.

El vicepresidente de la Xunta en funciones afirmó que el BNG estaba "ilusionado con seguir una labor que --considera-- muy satisfactoria", pero asumió que la gente mayoritariamente eligió al PP. "Empieza una nueva etapa con momentos difíciles, pero nuestro compromiso, en el gobierno o no, será siempre estar al lado de la gente", agregó.

De este modo, se comprometió a seguir "trabajando" por el "proyecto propio" de Galicia y para solucionar la crisis económica. Así, volvió a mostrar su "total disposición y compromiso" para estar "al lado de la gente en un momento difícil como este".

En declaraciones a los medios, la 'número dos' por A Coruña, Ana Pontón, también consideró que "hay que tomar nota y trabajar con más empeño para recuperar lo que no se consiguió" en estos comicios. "El BNG seguirá trabajando con mucha más fuerza con la aportación que puede hacer", dijo.

Al respecto de los resultados de la provincia por la que concurrió, Pontón aseguró que sentía "exactamente igual" los de una circunscripción que los del resto del país. "Hay que tomar nota", añadió y afirmó que el "BNG siempre salió adelante y lo que le mueve es trabajar por Galicia".

AGRADECIMIENTO MILITANTES

Anxo Quintana agradeció a los militantes y amigos del BNG que esta noche electoral trabajaron en las mesas y que durante la campaña llevaron adelante con "mucha ilusión" y "trabajo" el proyecto nacionalista.

"Quiero dar mi más sincero agradecimiento a las miles de personas que confiaron en el proyecto propio y que nos anima a seguir", resumió el candidato nacionalista.

La evolución de los datos del escrutinio cayó como una jarra de agua fría en los militantes y responsables nacionalistas, que no esperaban el resultado que finalmente se dio en los comicios. Los nervios fueron aumentaron y a medida que avanzaron los datos se dio por hecho que la situación no tenía vuelta atrás.

Las caras fueron de escepticismo desde un principio cuando se conocieron las informaciones de las encuestas y, poco a poco, fueron asumidas por los pocos miembros del BNG que se dejaron ver por las salas de la militancia. La Ejecutiva, reunida en otra sala, sólo salió para arropar al candidato en su comparecencia con los medios y sus miembros apenas podían disimular las caras de decepción por los resultados.