28 de enero de 2021
16 de diciembre de 2012

García-Margallo y Pastor viajan a Libia en busca de oportunidades para empresas españolas

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores y Fomento, José Manuel García-Margallo y Ana Pastor, emprenden este domingo viaje a Libia acompañados de una delegación de empresarios en busca de oportunidades de negocio.

Directivos de compañías energéticas como Repsol y Gas Natural, constructoras como Sacyr Vallehermoso, la tecnológica Indra o las compañías de ingeniería Idom y Abengoa forman parte del grupo de 16 empresarios que acompañarán a los ministros en su corta estancia de medio día en Trípoli.

No está prevista la firma de ningún acuerdo o contrato, pues este desplazamiento se considera una primera toma de contacto con las nuevas autoridades de la transición libia. Para muchos de los empresarios que viajan con los ministros este viaje supondrá el primer paso para iniciar una relación de confianza con el país magrebí que solo en el medio y largo plazo podrá dar beneficios.

Tras la revolución que derrocó a Muamar el Gadafi, Libia afronta unas enormes necesidades en infraestructuras, un sector donde se esperan fuertes inversiones en los próximos años procedentes de los ingresos generados por los recursos del país en petróleo y gas, campo que ofrece también enormes posibilidades para la inversión extranjera.

A pesar de estos atractivos, Libia está considerado un país de alto riesgo para invertir por su sistema legal impredecible y cambiante y su marco institucional aún débil.

No obstante, las compañías españolas cuentan con la ventaja de que nuestro país goza de una buena imagen institucional ante el nuevo Gobierno libio, fruto del apoyo político que España prestó al bando rebelde durante la guerra civil, aseguran desde la Oficina Comercial de España en Trípoli.

La agenda de los ministros se desarrollará a lo largo de media jornada del lunes. Además de entrevistarse con sus respectivos colegas, se verán con el presidente del Congreso libio, Mohamed Magarief, y con el primer ministro libio, Ali Zidan, con quienes analizarán de qué modo nuestro país puede ayudarles con el proceso de transición que han iniciado, informan fuentes diplomáticas.