21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 13 de abril de 2014

    Garitano llama a Urquijo "miope político" y le recuerda que el pueblo vasco "no se identifica con la bandera española"

    Dice que, aunque la enseña ondea en la Diputación, "es más desafecta a la inmensa mayoría de los vascos que nunca"

    Garitano llama a Urquijo "miope político" y le recuerda que el pueblo vasco "no se identifica con la bandera española"
    EUROPA PRESS

    SAN SEBASTIÁN, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, ha calificado de "miope político" al delegado del Gobierno central en Euskadi, Carlos Urquijo, al que ha recordado que el pueblo "no se identifica con la bandera española" aunque ondee en la Diputación.

    En un artículo de opinión, titulado 'Geurea Ikurriña', Garitano, al hilo de la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al Gobierno foral a colocar la bandera española en un lugar visible en la fachada del Palacio foral, se refiere a Francisco Franco como "un genocida y un miope político" como, a su juicio, también lo es Urquijo.

    "Durante largas décadas, el régimen nacido de padre nazi y madre fascista, envuelto en paño rojo y amarillo, apadrinado por banqueros corruptos, oligarcas de toda ralea, obispos alucinados y cuneteros sin escrúpulos, reprimió, asesinó, encarceló y robó a diestro y siniestro", afirma el diputado general.

    A su juicio, es esa bandera española la "que hoy hincan sus herederos políticos en nuestras instituciones. Hoy como ayer, bajo severa amenaza". "Lo hacen esos herederos que, como reconocía Jaime Mayor Oreja con el desparpajo y la indolencia de quienes se saben impunes, vivieron con extraordinaria placidez cuatro décadas de cara al sol y a la sombra del caudillo", añade.

    Garitano critica que "exigen luto" por el expresidente el Gobierno recientemente fallecido Adolfo Suárez, "el director de la reforma del franquismo, de la ley a la ley, que mantuvo la misma bandera que clavó el militaruno africanista con la única sustitución del águila de San Juan por el blasón de la corona de los Borbones". "Los dos, en definitiva, símbolos del alzamiento del 36", apunta.

    En este contexto, Garitano recuerda a Urquijo que "el pueblo vasco no se identifica con la bandera que hoy hinca en nuestro balcón". Además, apunta que el delegado del Ejecutivo central en Euskadi "vibrará con la honda satisfacción de sentir que se repite la victoria de su régimen" al ondear la bandera española en la Diputación, y "creerá, tal vez, que la guerra ha terminado a su favor, pero, al igual que Franco, se equivoca".

    El diputado general insiste en que, "mal que le pese a Urquijo, el pueblo vasco no se identifica con la bandera que hoy hinca en nuestro balcón". "Ni se identifica con ella, ni la siente como propia, ni la quiere", incide. También se ha mostrado convencido de que la bandera española "es más desafecta a la inmensa mayoría de los vascos que nunca".

    "AMENAZA E IMPOSICIÓN"

    Por otro lado, Garitano señala que "la España eterna que Franco creyó resucitar de sus cenizas, atraviesa uno de sus peores momentos", ya que "la corrupción ha derrumbado su economía; las corruptelas han llevado al mayor de los desprestigios a su clase política; Catalunya y Euskal Herria dan pasos decididos hacia su emancipación". "El gobierno, débil y títere de los mercados no encuentra otra salida que volver a la amenaza y la imposición", apunta.

    Finalmente, apunta que el Ejecutivo central sabe que ha convertido su estrategia "en una máquina de crear independentistas, aquí y en el otro extremo de los Pirineos". "Vuelve la España negra, la de ministros, obispos, militares y tricornios en patética compaña, otra vez envuelta en la misma bandera", concluye.

    Para leer más