19 de agosto de 2019
3 de junio de 2008

Garzón alerta del riesgo alto de atentados islamistas pero elogia la acción contundente de España contra este terrorismo

Dice que la tregua finalizó porque el Gobierno no correspondía al deseo de ETA de "ir más allá" de la ley

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón alertó hoy del "alto riesgo" de atentados islamistas en España, aunque elogió la acción "contundente y muy positiva" del país en la lucha contra este terrorismo.

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, celebró la actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de los servicios de inteligencia, del sistema judicial y de la sociedad en general, que está siendo "muy positiva". "España es el ejemplo de cómo actuar en una especia de acción preventiva, adelantarse o buscar las fuentes antes de que se produzca el desbordamiento", apostilló.

En este sentido, aseguró que España es el país que, después de sufrir un ataque como el 11-M, "ha actuado con más contundencia contra el terrorismo islamista en el marco de la misma ley, los mismos tribunales y las mismas formas de interpretar la ley".

ETA.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón afirmó también que una de las causas que dieron por finalizada la tregua declarada por ETA fue la "imputación" que se hacía por parte de la banda terrorista al Gobierno de ajustarse al marco de la Constitución y "no ir más allá" de los parámetros de la ley.

Para Garzón, dialogar con una organización terrorista "es siempre muy arriesgado", aunque "sondear" tal posibilidad "es casi obligado" para cualquier gobernante, siempre y cuando existan "unas condiciones que lo permitan". Pero además de la decisión del Gobierno o del Parlamento, dijo, figura el poder judicial, que cubre la ley en materia de terrorismo.

El juez de la Audiencia Nacional subrayó que ETA "no quiere negociar, sino imponer una solución, haciéndola aliada del mantenimiento de la violencia, la extorsión y las amenazas". Con dicho comportamiento, prosiguió, es "imposible" que pretenda transmitir una credibilidad, "más allá de seguir matando". "En cada proceso de tregua o alto el fuego ha ido con la finalidad de dominación o de imposición", remachó.

Sobre la actuación judicial en tiempos de tregua, recalcó que los magistrados deben someterse a la ley "siendo conscientes del momento en que se aplique" esa normativa, al tiempo que insistió en que "no hay una simbiosis entre el ámbito político y el judicial". Además, recordó que tanto durante el alto el fuego como inmediatamente después, los tribunales y fiscales "han seguido funcionando, investigando y acusando".

Por último, Garzón fue preguntado si es negativo ser famoso, a lo que respondió: "El juez no es famoso porque quiera serlo, sino por las circunstancias que le rodean y los asuntos que tramita". De todos modos, se preguntó el motivo de que cuando él dicta una resolución los medios citan su nombre en el titular, en cambio, cuando lo hace otro miembro de la Audiencia Nacional "se dice un juez".

En cualquier caso, hizo hincapié en que no desaprueba que los jueces sean conocidos porque a la "Justicia hay que ponerle cara" para que se tenga conocimiento de quien toma cada decisión. "El juez no es un ente extraño. Otra cosa es la firmeza de sus resoluciones que no ocurran barbaridades, como a veces ocurren de la mano de la Justicia", concluyó.