26 de febrero de 2021
11 de septiembre de 2008

Generalitat valenciana reivindica al Estado lo que le corresponde aunque no espera que actúe con responsabilidad

ALICANTE, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aseguró hoy que la Comunitat Valenciana "va a seguir reivindicando al Estado aquello que le corresponde pero no nos vamos a quedar cruzados de brazos" y seguirá "actuando en aquello que sabemos que es necesario para modernizar nuestras ciudades", ya que no se puede esperar "que actúe con responsabilidad quien no quiere actuar con responsabilidad".

Camps inauguró hoy la puesta en servicio del paso inferior de la Gran Vía con la avenida de Dénia de Alicante por el que circularán 30.000 vehículos al día. En este sentido, resaltó que esta obra es "una apuesta sin igual" porque "se ha transformando una vieja carretera del Estado en una moderna avenida urbana y con inversión 100 por cien de la Generalitat valenciana".

Según Camps, "el Estado la ha abandonado a su suerte, sin implicarse en compromisos, que le corresponden porque se cede una infraestructura antigua a una ciudad y siempre han tenido la obligación de adecuar esa nueva necesidad y a la vieja necesidad".

Así, Camps apostó por "no pararnos en el margen de la historia esperando que actúe con responsabilidad quien no quiere actuar con responsabilidad", en referencia al Estado. El Ayuntamiento de Alicante y la Comunitat Valenciana, según aseveró, "van a seguir reivindicando al Estado aquello que le corresponde pero no nos vamos a quedar cruzados de brazos, vamos a seguir actuando en aquello que sabemos que es necesario para modernizar nuestras ciudades y la movilidad de los ciudadanos".

En esta línea, indicó que la Generalitat "no sólo" reivindicará una mayor financiación en relación al aumento poblacional, "sino que también estamos reivindicando aquellas inversiones que el Estado tenía obligatoriamente que hacer porque cuando una carretera deja de ser de interés para el Estado y deja su uso a una administración local, el Estado ha tenido que adecuarla antes".

Finalmente, el presidente resaltó que este es "un ejemplo claro de apuesta ambiciosa del Ayuntamiento y de la Generalitat por mejorar un acceso capital para la ciudad de Alicante, por darle un entorno y un contorno urbano lo más amable posible".

PROYECTO

Este es uno de los cuatro pasos inferiores que forma parte de la Vía Parque avenida de Dénia en el acceso norte a la ciudad de Alicante, desde la A-70, una obra que facilitará el tránsito de Alicante a la playa, al liberarse de tráfico el nudo entre ambas vías. El coste total de la obra es de 53 millones de euros.

El proyecto consta del paso inferior y de una glorieta a la altura de la Gran Vía. El túnel tiene una longitud de 520 metros, de los que 150 metros están cubiertos y se asienta sobre ellos la glorieta. Además, se completa con dos rampas de 140 metros y 230 metros, aproximadamente, cada una y consta de dos carriles por sentido.

La anchura es de 17,50 metros, con dos calzadas de siete metros, aceras de protección de un metro a cada lado y 1.50 metros de mediana. Además, está iluminado por 140 proyectores de luz.

Tras esta puesta en servicio, que ha comenzado a funcionar justo después de la inauguración, continuarán los trabajos de urbanización en la futura rotonda de intersección de la avenida de Dénia con la Gran Vía. Hasta que finalice la actuación, se habilitará un carril por sentido como acceso a la Gran Vía desde la avenida de Dénia para completar la urbanización de aceras.