23 de febrero de 2020
29 de enero de 2020

El Gobierno expondrá mañana a Barnier su apuesta por una relación con Londres lo más estrecha posible tras el Brexit

El Ejecutivo prevé que el próximo Consejo de Ministros envíe a las Cortes el Tratado Fiscal sobre Gibraltar para que sea ratificado

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, viajará este jueves a Madrid para reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta económica, Nadia Calviño y la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, que le trasladarán que España es partidaria de que el mandato de negociación de la relación futura entre la UE y Londres sea lo más ambicioso posible, han informado fuentes diplomáticas.

Por otro lado, una vez que el Gobierno está constituido y las Cortes en funcionamiento, el Gobierno tiene previsto volver a dar luz verde el próximo martes al Tratado Fiscal que firmó con Reono Unido sobre Gibraltar, para que sea ratificado en el Congreso y en el Senado porque es un tratado internacional.

El acuerdo se ha firmado en el marco del Brexit, pero es independiente de los plazos de salida porque es una normativa nueva, que regula una situación no regulada hasta ahora y que se negoció bajo supervisión de Hacienda y tras haber estudiado diversos acuerdos como los que tienen países como Mónaco, Andorra, San Marino, el Vaticano o Liechtenstein con sus vecinos.

Sobre la salida de Reino Unido, las fuentes insisten en que, aunque se producirá la medianoche del 31 de enero al 1 de febrero (hora central europea), por el momento nada cambia desde el punto de vista de los derechos de los ciudadanos y las empresas, porque el acuerdo de salida prevé un periodo transitorio que finaliza el 31 de diciembre de 2020.

Ese es el plazo que Bruselas y Londres tienen para negociar la relación futura y, aunque podrían acordar una prórroga antes del 1 de julio, el primer ministro británico, Boris Johnson, insiste en que no la habrá.

Aunque España no es el país más afectado por la inminente salida británica, las relaciones entre ambos Estados son muy estrechas desde el punto de vista económico y social. En Reino Unido viven cerca de 200.000 españoles y en España más de 300.000 británicos -el país comunitario con más residentes británicos-- a los que se suman casi otro millón que no son residentes pero que tienen propiedades inmobiliarias en España.

La Comisión Europea presentará su propuesta de directivas de negociación el próximo 3 de febrero, con el objetivo de que las respalde el Consejo de Asuntos Generales el 25 de ese mes. Las negociaciones comenzarán a principios de marzo y deberán terminar a finales de octubre para que haya tiempo de que el acuerdo se ratifique antes de fin de año, cuando terminará el periodo transitorio que prevé el acuerdo del Brexit.

La negociación se estructurará en una decena de mesas temáticas y se llevará a cabo en nueve rondas negociadoras, de tres semanas cada una, con Barnier sometido a la autoridad directa de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y apoyándose sobre todo en el comisario de Comercio, Phil Hogan, y el alto representante para Política Exterior, Josep Borrell.

La Unión Europea quiere trabajar por un acuerdo lo más estrecho posible. En materia comercial, la UE es partidaria de un gran acuerdo de "cero cuotas, cero aranceles y cero dumping". En cambio, Johnson quiere un acuerdo comercial sin alineamiento regulatorio así que la UE se prepara para una negociación que evite que Londres se convierta en un competidor desleal: sin alineamiento en normas medioambientales, de protección social o de ayudas públicas no habrá acceso privilegiado de Reino Unido al mercado interior.

Otra cuestión clave para España es Gibraltar, porque, según lo acordado en noviembre de 2018, la negociación entre Bruselas y Londres sobre la relación futura no puede incluir Gibraltar en su ámbito territorial salvo que España así lo pida o lo acepte.

Por el momento, el Gobierno está definiendo la estrategia sobre lo relativo al Peñón en la relación futura pero las fuentes consultadas subrayan que lo conseguido hasta ahora, con la firma de cuatro memorandos cuya aplicación práctica se ha empezado a debatir, es muy positivo para España. De hecho, España asume que es posible que Gibraltar trate de romper la unidad negociadora de los Veintisiete --aunque el acuerdo de noviembre de 2018 les da poco margen-- igual que lo intenta Reino Unido.

Contador

Lo más leído en España