27 de noviembre de 2020
20 de octubre de 2020

El Gobierno quiere impulsar las inversiones españolas en Italia y estrechar la relación para influir en la UE

El Gobierno quiere impulsar las inversiones españolas en Italia y estrechar la relación para influir en la UE
Los ministros de Asuntos Exteriores de Italia y España, Luigi Di Maio y Arancha González Laya, en una reunión el pasado septiembre - CLAUDIO FURLAN/LAPRESSE VIA ZUMA / DPA - ARCHIVO

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, ha apostado este martes por sumar fuerzas con Italia para influir juntos en los grandes retos que tiene por delante la UE, entre ellos la reforma migratoria, la Unión Económica y Monetaria y el proceso sobre la reforma de la propia Unión, retrasado hasta el momento por la pandemia.

Así lo ha afirmado durante su participación en el 17 Foro de Diálogo Italia-España que se ha celebrado en Roma. El foro está centrado en los empresarios y la sociedad civil y González Laya ha confiado en que sirva para estrechar las relaciones económicas y de inversión porque eso dará "la solidez necesaria para liderar ese proyecto europeo".

"Cuando miro las cifras veo que hay bastante que mejorar", ha afirmado, recalcando que la inversión española en Italia es cinco veces menor que en sentido inverso.

"No es casualidad y no es que a las empresas españolas les guste menos Italia que a las italianas España, aquí hay tareas por delante, tareas que resolver, reformas que impulsar", ha proseguido. A su juicio, una oportunidad para ello puede ser el Fondo de Recuperación europeo --que tendrá a España e Italia como principales beneficiarios-- porque podría servir para poner en marcha proyectos comunes.

González Laya ha defendido que este es un "momento extraordinario" para mostrar cómo dos países que tienen un cuarto de la población europea se sitúan "a la vanguardia" para impulsar una recuperación económica que sea transformadora.

Así, ha afirmado que entre su colega italiano, Luigi Di Maio, y ella, no hay "competición", sino "una gran determinación de trabajar juntos para impulsar las relaciones y a través de ellas a la UE".

La ministra ha subrayado que ambos países son europeos, mediterráneos, "vecinos de África, amigos de Estados Unidos y con buena relación con China", que ambos han sufrido la pandemia de Covid y quieren trabajar juntos para que "Europa tenga papel más relevante en el mundo".

Ambos ministros han hablado de la necesidad de trabajar juntos en la próxima Conferencia para el futuro de Europa, sobre la próxima reforma de la UE. Para González Laya, esa conferencia debe tratar no solo cuestiones internas sino también sobre el papel de Europa en el mundo.

REFORMA MIGRATORIA

En el plano interno, cree que la UE tiene que trabajar en una Unión Económica y Monetaria (UEM) más estrecha porque para "ser fuertes fuera hay que fijar unos cimientos fuertes" y en una reforma migratoria que abra canales legales para llegar a Europa, luche contra las redes de tráfico, se comprometa con los principios internacionales de asilo y refugio y coopere con los países de origen y tránsito.

En el plano exterior, cree que el papel de la UE debe traducirse en apostar por más multilateralismo desde una "autonomía estratégica", autonomía que ha definido no como "autarquía", sino como la capacidad de no estar obligado a hacer lo que uno no quiere.

En concreto, sostiene que Europa debe abanderar "un sistema internacional de salud más fuerte", porque la OMS ha demostrado tener "buena voluntad pero menores capacidades" para enfrentarse a la crisis del coronavirus.

En segundo lugar, ha subrayado que, en el debate sobre volver a acercar a Europa la producción de diversos bienes, hay que hacerlo "en un sistema de comercio abierto, no desde el punto de vista proteccionista".

El siguiente punto son las nuevas tecnologías, donde cree que Europa tiene una tarea pendiente para fijar estándares tecnológicos que aseguren privacidad y protección de datos, un mejor gobierno digital para que la inteligencia artificial y las tecnologías de vigilancia respondan a "criterios éticos" y una fiscalidad "justa" porque "no puede haber una parte de la economía no sujeta a fiscalidad simplemente porque no la vemos".

Por último, ha mencionado la sostenibilidad, ya sea en la lucha contra el cambio climático, en el crecimiento sostenible, la equidad o la igualdad de género. Todo eso, a su juicio, es lo que España e Italia tienen la oportunidad de impulsar juntos.

Para leer más