22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    El Gobierno rinde cuentas del uso de gastos reservados y presume de que otros países imitan el modelo

    El jueves acude al Congreso el director del CNI, el mismo día que expira su mandato

    El Gobierno rinde cuentas del uso de gastos reservados y presume de que otros países imitan el modelo
    EUROPA PRESS

    MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los cuatro ministros del Gobierno que manejan gastos reservados han dado cuenta este martes del uso que sus departamentos han hecho de la ejecución de lo presupuestado para este año, 26,8 millones de euros, durante sendas comparecencias a puerta cerrada en el Congreso, un modelo por el que, según la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, "otros Estados se han interesado".

    La 'número dos' del Ejecutivo, bajo cuyo control está el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha sido la primera en comparecer ante la Comisión de Control de los créditos destinados a Gastos Reservados para explicar la utilización de los 19,8 millones de euros presupuestados para este ejercicio para los servicios de inteligencia.

    "Venimos a cumplir una obligación legal, que es dar cuenta de los gastos reservados. Yo creo que es una práctica sanísima, que es dar cuentas, dar explicaciones con absoluta transparencia", ha explicado Sáenz de Santamaría en declaraciones a los medios tras su comparecencia.

    Es más, ha asegurado que "otros Estados se han interesado" por este sistema de dar cuenta periódicamente en el Congreso de la ejecución de los fondos reservados porque, a su juicio, "funciona bien y permite que una cosa tan sensible como son los fondos reservados pueda controlarlos el Parlamento".

    LOS PORTAVOCES CONOCEN EL CNI

    Además, la vicepresidenta del Gobierno se ha mostrado satisfecha del curso de su comparecencia ante la comisión porque considera que los portavoces de los grupos parlamentarios son "conocedores" de la labor que desarrolla el CNI.

    Tras la comparecencia de Sáenz de Santamaría, que ha durado una media hora, le ha tocado el turno al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien ha informado de a qué se ha destinado o se destinará en lo que resta de año los 186.310 euros reservados para su departamento.

    Según ha manifestado el propio García-Margallo en declaraciones a los medios, su departamento no puede tener "grandes secretos" porque su departamento no dispone de "grandes cantidades" de dinero que manejar para gastos reservados.

    MORENÉS, SÓLO 15 MINUTOS

    Al titular de Asuntos Exteriores, cuya comparecencia ha durado algo menos de media hora, le ha seguido su homólogo de Defensa, Pedro Morenés, que apenas ha tardado 15 minutos en dar cuenta del medio millón de euros previsto en los Presupuestos para su ministerio.

    El último en comparecer hoy ha sido el responsable de Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha explicado durante algo menos de media hora, la ejecución de la partida de 6,3 millones de euros con la que cuenta su cartera ministerial.

    Los cuatro ministros que manejan fondos reservados han desfilado así por la Comisión de Gastos Reservados, de la que sólo forman parte un diputado por cada grupo parlamentario, salvo del Grupo Mixto, que no logró que el Pleno del Congreso autorizara su presencia en este órgano porque el PP se niega a apoyar la incorporación de un diputado de ERC.

    CIU NO TUVO REPRESENTANTE

    Tampoco ha asistido hoy a las comparecencias el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, quien esta semana está de viaje oficial en Panamá para asistir, como líder de Unió, a la toma de posesión del presidente electo, Juan Carlos Varela.

    El próximo jueves, 3 de julio, será el propio director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, el que acuda a la citada comisión parlamentaria y lo hará cuando concluye oficialmente su mandato de cinco años.

    La última vez que Sanz Roldán estuvo en la también llamada Comisión de Secretos Oficiales del Congreso fue el pasado mes de octubre para informar a los diputados de del supuesto espionaje a España por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana.