17 de febrero de 2020
24 de mayo de 2008

El Gobierno vasco aprobará en breve un proyecto de ley regulador de la consulta de Ibarretxe

BILBAO, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco aprobará en los próximos días, en consejo de gobierno extraordinario, un proyecto de ley que dará soporte jurídico a la consulta a la ciudadanía promovida por el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

"El Gobierno trabaja en todo este asunto con tranquilidad, normalidad y viene preparando un posible escenario desde que se perfiló que el Gobierno central y Zapatero le iba a decir al lehendakari que no, una vez más", señalaron fuentes del Ejecutivo a Europa Press.

Dicho proyecto recogerá la pregunta o preguntas que el lehendakari hará a los ciudadanos y cuya redacción está siendo tratada por los partidos del tripartido estos días. El proyecto con las preguntas deberá ser refrendado en la Cámara vasca en el pleno del 27 de junio, cuando Ibarretxe tratará lograr la mayoría en el Parlamento para convocar a los vascos a una consulta a celebrar el 25 de octubre.

El proyecto de ley se acogerá al artículo 9.2.e del Estatuto de Autonomía que indica que los poderes públicos vascos "en el ámbito de su competencia, facilitarán la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social del País Vasco".

CONDENA A ETA

Respecto a una expresa condena a ETA en las preguntas a realizar a los ciudadanos, fuentes del Ejecutivo recordaron que este compromiso "ya fue expresado por el lehendakari en el debate de política general de septiembre del año pasado, sobre las bases, una ética y otra democrática, en las que se basaría la consulta, cuyo compromiso ético incluía un rechazo a la violencia".

Sobre el posible apoyo de EHAK a la consulta en el pleno del 27 de junio, los citados medios precisaron, de confirmarse, "no pasará nada diferente a cuando el PSE-EE suscribe proposiciones no de ley con EHAK, firmadas, en contra del Gobierno vasco". "Cuando eso ocurre no pasa nada", agregaron.

Desde el Gobierno vasco mostraron su "cansancio" de que "cuando EHAK firma cualquier cuestión con los partidos del gobierno, es un baldón moral terrible, pero cuando el PSE-EE firma proposiciones no de ley con EHAK, es un signo de normalidad".