5 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Govern, sindicatos y patronal no logran acordar el Plan Contra la Siniestralidad y UGT amenaza con movilizaciones

Govern, sindicatos y patronal no logran acordar el Plan Contra la Siniestralidad y UGT amenaza con movilizaciones

UGT critica que la CAEB considera que "no hace falta" un Plan para reducir los accidentes laborales en un 30 por ciento en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Trabajo y Formación, los sindicatos UGT y CC.OO. y la CAEB no lograron hoy acordar el Plan de Choque Contra la Siniestralidad Laboral, después de que la patronal no haya dado su voto favorable al texto presentado por el Govern, que pretende reducir los accidentes laborales en un 30 por ciento en Baleares, "hasta homologar la estadística de las islas con el promedio nacional".

En declaraciones a Europa Press, el secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, criticó que no ha sido posible aprobar el Plan de Choque Contra la Siniestralidad Laboral en el Consejo Balear de Salud Balear, celebrado esta mañana, debido a que la CAEB considera que "no hace falta" una iniciativa de estas características.

Así, indicó que no entiende que la consellera de Trabajo y Formación, Margarita Nájera, asegurara ayer que este documento ya estaba consensuado entre el Ejecutivo autonómico, UGT, CC.OO. y la CAEB y anunciara que sería refrendado esta mañana con el voto favorable de los sindicatos y la patronal.

En este sentido, Pelarda advirtió de que si el próximo 4 de enero, el Consell de Govern no aprueba el citado Plan, tal como estaba previsto, o lo "vacía de contenido" por las exigencias de la CAEB, UGT convocará movilizaciones en Baleares, debido a que "no vamos a aceptar ningún tipo de rebajas en el texto, cuando somos la Comunidad Autónoma con más índice de siniestralidad".

El dirigente sindical denunció que durante la reunión del Consejo Balear de Salud Balear, la patronal ha puesto "todos los impedimentos" para que el Plan de Choque "no se apruebe", lo que, según indicó, ha provocado un "cabreo mayúsculo" entre los representantes de UGT y CC.OO.

Pelarda apuntó que durante los últimos once años, la CAEB siempre se ha opuesto a cualquier medida encaminada a la reducción de los accidentes laborales en las islas y, en esta línea, reveló que Nájera ha dejado "abierta" la posibilidad de que se pueda modificar el borrador del Plan presentado esta mañana para que se ajuste a las exigencias de la patronal.

"No sabemos qué tipo de documento se va a aprobar en el Consell de Govern el próximo 4 de enero", lamentó, al tiempo que insistió en que la Conselleria tendrá a UGT "en frente con todas sus consecuencias" si no aprueba el texto que ha sido aceptado por su sindicato y CC.OO.

NUEVE TÉCNICOS MÁS DE SALUD LABORAL

Concretamente, el Plan de Choque, al que ha tenido acceso Europa Press, pretende contratar a partir de enero de 2008 a 9 nuevos técnicos de prevención y salud laboral, que se sumarían a los 12 ya existentes, y a los que se dotaría de nuevas competencias, con el fin de que sus informes puedan servir para que los inspectores de trabajo levanten un acta de infracción a aquellos empresarios que incumplan la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Actualmente, los técnicos en prevención con los que cuenta el Govern se encargan de inspeccionar que las empresas del archipiélago cumplen las normas básicas de salud laboral, de modo que si detectan infracciones, remiten un informe a los inspectores pertenecientes al Ministerio de Trabajo.

Así, el documento contempla que mediante la aprobación de un Decreto autonómico en febrero de 2008, se incrementará las facultades de los técnicos de prevención de la Conselleria, con el fin de que sus actuaciones puedan generar automáticamente un acta de infracción, que será emitida por el inspector de trabajo, quien ya no tendrá la necesidad de trasladarse a la empresa para verificar las deficiencias denunciadas en el informe.

Entre otras acciones, el Plan también contempla el desarrollo de campañas de márketing social, de "alto impacto", sobre los costes personales, familiares y económicos de la accidentabilidad laboral, dirigidos a trabajadores y empresarios, y que se pondrían en marcha a partir de marzo del próximo año.

PROGRAMAS DE FORMACIÓN

Además, el documento señala que se desarrollarán programas de formación e información en materia preventiva, dirigidos a los inmigrantes, debido al incremento de accidentabilidad en dichos colectivos, mientras que, por otro lado, establece que la Dirección General de Salud Laboral implantará un programa de formación en aulas itinerantes.

Por otra parte, el texto establece que los técnicos de la Conselleria investigarán la incidencia de los accidentes leves y analizarán el elevado número de siniestros de este tipo.

Concretamente, Pelarda denunció que Baleares es la Comunidad Autónoma con "más fraude" en el diagnóstico de los accidentes laborales, debido a que, según desveló, en muchas ocasiones, los siniestros graves o muy graves se diagnostican como leves, con el fin de evitar que los inspectores de salud abran un expediente a la empresa, que puede derivar en una investigación por parte de la Fiscalía.

Asimismo, en caso de que el Govern apruebe este Plan, se crearán equipos de trabajo conjuntos con funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el seguimiento en las empresas del sector de la construcción, así como en sectores de actividad, cuyas condiciones de trabajo así lo demanden.

Finalmente, el documento indica que se analizará la precariedad y la temporalización en la contratación en relación con la siniestralidad, de forma que se elaborará un programa específico de actuación urgente en aquellos sectores y actividades productivas con mayor número de contrataciones temporales y/o mayor concentración de los accidentes laborales.

La Conselleria de Trabajo justifica este Plan en la necesidad de convertir el problema de la siniestralidad laboral en una "prioridad social" y liderar una actuación "inmediata" con el consenso de los agentes sociales y económicos, que "rompa la tendencia creciente de la siniestralidad laboral en Baleares y nos acerque a los indicadores promedio del Estado".