26 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Los grupos del Parlamento foral firman el Pacto Navarro contra la Pobreza y aceptan aumentar las ayudas al desarrollo

Los grupos del Parlamento foral firman el Pacto Navarro contra la Pobreza y aceptan aumentar las ayudas al desarrollo

PAMPLONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cinco partidos con presencia en el Parlamento de Navarra suscribieron hoy el Pacto Navarro contra la Pobreza y asumieron, por tanto, el compromiso de destinar en 2008 un total de 22 millones de euros para ayuda oficial al desarrollo. La cuantía deberá llegar hasta los 31 millones en 2012, frente a los 19 millones consignados en 2007.

Los cinco grupos parlamentarios, UPN, Nafarroa Bai, PSN, CDN e IUN, firmado esta mañana en el Legislativo foral el acuerdo impulsado por la Plataforma Pobreza Cero de Navarra, formada a su vez por seis redes.

Se trata de la Coordinadota de ONGD de Navarra, la Federación de Asociaciones de Inmigrantes de Navarra, la Plataforma Papeles y Derechos Denontzat, la Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa, la Red de Economía Alternativa y Solidaria, y la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de Navarra.

El pacto, con vigencia hasta 2015 y que obliga por tanto al siguiente Gobierno de Navarra, es una iniciativa para cumplir los compromisos adquiridos mediante la Declaración del Milenio. En el año 2000, en el marco de Naciones Unidas, 189 jefes de estado acordaron hacer todo lo posibles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para construir "un mundo más seguro, próspero y equitativo".

Las comunidades de La Rioja, Cantabria y Baleares también han suscrito un pacto para acercarse a estos objetivos, al igual que las provincias de Cuenca y Guadalajara.

En concreto, el pacto se basa en tres ejes: la ayuda oficial al desarrollo (AOD), la cancelación de la deuda externa y la justicia comercial.

Las medidas concretas relativas a la AOD marcan el objetivo de aumentar la cantidad destinada por el Gobierno de Navarra de los 19 millones de euros en 2007 a 31 millones para el año 2012. Respecto a las entidades locales se propone que destinen al menos el 0,7 por ciento de sus presupuestos totales.

Actualmente, Navarra destina aproximadamente el 0,5 por ciento del PIB a ayuda oficial al desarrollo y el objetivo es que en el año 2012 esa cuantía se acerque al 0,7 por ciento, según explicó que presidente de la Federación de Asociaciones de Inmigrantes de Navarra, Marcelo Argañaraz.

Respecto a la cancelación de la deuda externa, los grupos políticos acordaron estudiar un mecanismo que posibilite y asegure la contribución de Navarra a la cancelación de la deuda externa que tiene contraída España. Esta iniciativa irá acompañada de un trabajo de educación y sensibilización de la ciudadanía navarra.

Finalmente, en relación con la justicia comercial, los partidos y la Plataforma Pobreza Cero fomentarán iniciativas de empresas de economía solidaria, siempre de acuerdo con la ampliación de las normativas europeas y forales, y se trabajará a favor del comercio justo, la banca ética y el consumo responsable.

Natalia Herce, como portavoz de la plataforma, expresó su agradecimiento a los partidos por la firma del pacto y destacó que "existe voluntad política" para que los objetivos puedan cumplirse.

Precisamente para velar por el cumplimiento de los compromisos se creará una comisión de seguimiento con todos los firmantes que se reunirá al menos tres veces al año, una de ellas con antelación a la aprobación de los Presupuestos Generales de Navarra.

Por su parte, un parlamentario de cada grupo leyó una parte de un comunicado suscrito por los partidos. Así, Sergio Sayas, de UPN, afirmó que "la campaña para hacer de la pobreza una cosa del pasado es un desafío moral fundamental" y defendió que "el pacto quiere ser nuestro grano de arena para avanzar hacia el cumplimiento de los Objetivos del Milenio".

El parlamentario de Nafarroa Bai Joseba Eceolaza recalcó que la población pobre del mundo "necesita con urgencia vital" el cumplimiento de los derechos humanos fundamentales y advirtió de que esos derechos "se ven amenazados en todo momento y lugar en los que una mujer, un hombre, una niña o un niño se ven obligados a subsistir en la pobreza extrema".

Por su parte, la socialista María Victoria Arraiza afirmó que "los gobiernos y las personas en posición de autoridad pueden y deben hacer algo" frente a la "denegación de los derechos humanos y la dignidad humana".

En esta línea, el parlamentario de CDN José Andrés Burguete afirmó que "un concepto profundo de libertad e igualdad debe dirigirse de forma especial a que se levanten las sentencias de muerte que imponen la pobreza extrema, la desescolarización, el tráfico sexual infantil, la violencia de género".

Finalmente, Ana Figueras, de Izquierda Unida, se mostró segura de que en el compromiso asumido por los grupos parlamentarios "se ve reflejado el conjunto de la ciudadanía navarra, porque responde a una preocupación constante de nuestra sociedad por las personas más desfavorecidas".