21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    Gürtel.- Peralta dice que el PP sabe que juzgar a Camps es "una barrera roja infranqueable" que no se puede traspasar

    Afirma que el presidente de la Generalitat "debería primar" el sentido de Estado "sobre sus convicciones personales" y dimitir

    VALENCIA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, afirmó, en una entrevista concedida a Europa Press, que el PP sabe que juzgar al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por su imputación en el 'caso Gürtel', es "una barrera roja infranqueable" que no se puede traspasar. Aseveró que las instituciones valencianas están "desestabilizadas" por lo que opinó que el jefe del Consell "debe primar" el sentido de Estado "sobre sus convicciones personales" y dimitir.

    Peralta se pronunció así al ser preguntado por su opinión acerca de la posibilidad de que Camps sea juzgado por un jurado popular, y agregó, al respecto, que es una hipótesis que entendía que el PP "no se quiera plantear" porque "es difícilmente asumible". Es, a su juicio, el "punto límite" en el que el PP "sabe que no puede someter a los valencianos a un proceso de desestabilización más aguado que el de ahora".

    Así, Peralta indicó que "no debería producirse" que el pueblo valenciano tenga que juzgar al presidente de la Generalitat, por lo que aseveró querer creer que el PP "sabe que eso es una barrera roja infranqueable". "Creo que ni el PPCV ni Madrid puede traspasar esa frontera", insistió.

    Por este motivo, afirmó que Camps "debería primar" el sentido de Estado y de responsabilidad democrática "por encima de sus convicciones personales" y dimitir por su imputación en el 'caso Gürtel', instruido en Valencia por el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), José Flors.

    Peralta, quien aclaró que no le correspondía plantear soluciones a la situación que atraviesa el jefe del Consell, indicó que entendía que Camps, que está convencido de su honestidad personal, pueda decir que no tiene por qué dimitir como presidente, pero le recordó que esta es una decisión "muy subjetiva" ante la "profunda desestabilización" de las instituciones valencianas como consecuencia de las revelaciones del caso.

    "SER CONSCIENTE"

    Así, indicó que "debería primar" un sentido de Estado y de responsabilidad democrática "por encima de sus propias convicciones personales". Matizó, al respecto, que Camps "tiene derecho a considerarse inocente", pero insistió en que debe "ser consciente" de que la Generalitat "está profundamente desestabilizada".

    Reiteró que los ciudadanos "tienen derecho" a que no se impliquen las instituciones valencianas en este asunto, "en investigaciones que están vivas y que nadie puede saber ni lo que van a durar ni cómo van a terminar", por lo que repitió que "no es respuesta adecuada mirar desde la perspectiva personal". "Existe --agregó-- una realidad de parálisis, de profunda desestabilización de las instituciones, y es algo que en absoluto puede pasar".

    Peralta lamentó que Francisco Camps "lleva diciendo" desde el mes de febrero que "aguantemos", que "falta poco", pero, sin embargo, dijo, "estamos en julio y nadie sabe cuándo va a terminar este asunto y, sobre todo, ni cómo". En este punto advirtió de que cuando las actuaciones judiciales duran tanto tiempo "es porque tienen unos fundamentos sólidos".

    Matizó, en este sentido, que tanto a Camps como al secretario general del PPCV y diputado, Ricardo Costa, al ex vicepresidente de la Generalitat Víctor Campos y al ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turisme Rafael Betoret, "se les juzga por lo que han hecho", por lo que no pueden "someter" a los ciudadanos a "una situación de inestabilidad política". "Se les juzga --agregó-- por conductas personales voluntarias y libres".

    En este sentido, Peralta consideró "muy significativo" que, a día de hoy, nadie del PP se plantee querellarse contra personas como el sastre José Tomás "o no se sabe quién", de las que han dicho que "han mentido reiteradamente". Sin embargo, reiteró, "no han emprendido ninguna actuación contra ellos".

    Es más, señaló, "no es que no sólo no hayan presentado ninguna querella, es que ni siquiera han hecho una declaración pública desautorizando esas actuaciones". "No se les ha oído decir que les parecen declaraciones reprobables, rechazables y que hace bien la Justicia en perseguir ese tipo de actuaciones. Al contrario, han cuestionado que las persiga", dijo.

    "RESULTADOS ELECTORALES Y DE INVESTIGACIÓN"

    Por otro lado, preguntado por el daño que le puede hacer este caso a Camps en los resultados electorales, advirtió de que "no tiene nada que ver los resultados de procesos de investigación penal con los electorales". Así, señaló que "se equivoca el PP si cree que los resultados electorales legitiman actuaciones presuntamente ilegales, incluso delictivas. No tiene nada que ver".

    Buena prueba de ello, dijo, es que el PP "ha ganado las elecciones europeas hace dos meses, y no se habla de otra cosa que del 'caso Gürtel', porque la ciudadanía tiene muy claro que el caso sigue vivo, con independencia de los resultados de las elecciones".

    Así, afirmó que, ante esta situación, la respuesta de la oposición "tiene que ser adecuada a la gravedad de los hechos", que "son especialmente graves en la Comunitat porque afectan a la presidencia de la Generalitat y a la dirección máxima del PP, que es la fuerza mayoritaria", indicó.

    A su vez, indicó que la oposición "debe ser consciente de que los resultados electorales indican que no se ha producido un cambio de mayoría política entre el electorado de la Comunitat", así que "la respuesta adecuada no es una moción de censura, porque en la ciudadanía sigue habiendo una opinión política mayoritaria del PP".