4 de diciembre de 2020
24 de agosto de 2006

Inmigración.- De la Vega viajará el martes a Finlandia y se entrevistará con la presidenta y el primer ministro

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, viajará el próximo martes a Finlandia, país que preside este semestre la Unión Europea, para reclamar más ayuda de los Veinticinco ante el incremento de la llegada de cayucos con inmigrantes indocumentados a las Islas Canarias, según informaron fuentes gubernamentales a Europa Press.

De la Vega se entrevistará con la presidenta finlandesa, Tarja Halonen, y con el primer ministro, Matti Taneli Vanhanen, a los que expondrá los problemas que sufre España en estos momentos ante la afluencia masiva de subsaharianos 'sin papeles'.

Asimismo, la vicepresidenta se plantea la posibilidad de pasar por Bruselas en su regreso de Helsinki a Madrid para tener una serie de entrevistas con responsables comunitarios sobre la problemática de la inmigración.

Esta visita a Finlandia forma parte de la ofensiva diplomática que anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado sábado en Las Palmas. En este sentido, el jefe del Ejecutivo avanzó que viajaría a Senegal el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para exigir a su homólogo senegalés el cumplimiento de los compromisos adquiridos y ofrecer más ayudas para evitar la "continua" salida de inmigrantes irregulares del país africano.

También adelantó que De la Vega se desplazaría "en los próximos días" a Finlandia para pedir "nuevos y más compromisos" de Europa en la lucha contra la inmigración ilegal.

OPERATIVO DE FRONTEX

La operación europea de control de la inmigración ilegal en el Atlántico se ha puesto en marcha una vez que la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) concluyó todos los trámites administrativos imprescindibles para el desarrollo del operativo. La aportación de Frontex es de dos barcos y dos aviones, que se suman a los efectivos españoles, otros dos barcos y dos helicópteros.

La operación contará con la presencia de una embarcación aportada por Portugal que zarpó hacia la zona donde se realizarán las patrullas conjuntas. A ella se unirán los medios cedidos por Italia: una embarcación de vigilancia costera de 54 metros de eslora de la Guardia Costera y un avión de la Guarda de Finanzas que se sumará en los próximos días al dispositivo. Además, Finlandia aporta un avión de su Guardia Costera.

Los medios desplegados se completan con los dos barcos españoles que ya trabajan en la zona --la patrullera de la Guardia Civil 'Río Duero' y el buque 'Petrel', de Vigilancia Aduanera--, y dos helicópteros --uno de la Guardia Civil, que ya trabaja en Mauritania, y otro del Cuerpo Nacional de Policía, que se enviará a la zona próximamente--.

Ambos realizarán trabajos de vigilancia aérea y apoyo al despliegue marítimo en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. Desde el pasado mes de junio, ya se ha interceptado a casi un millar de inmigrantes irregulares, tanto en el territorio como en aguas de Mauritania.

Además, España ha cedido cuatro patrulleras a las fuerzas de seguridad mauritanas para mejorar la vigilancia de sus costas que ya están plenamente operativas y que refuerzan las patrullas conjuntas que desde hace meses se realizan en las costas de Mauritania. En vista de los resultados, España y Senegal acordaron patrullas conjuntas que tendrán el apoyo español de dos patrulleras y un helicóptero.

Para coordinar el operativo sobre el terreno, ya se ha establecido en Tenerife un Centro de Coordinación en el que trabajan representantes de las fuerzas de seguridad de Italia y Portugal, además de varios miembros de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, junto a un enlace de Frontex. El Centro de Coordinación es el encargado de diseñar los detalles del despliegue del dispositivo y recibirá toda la información procedente de los medios operativos.

Este operativo, denominado 'Hera II' y que ha sido impulsado y liderado por el Gobierno español, es el primero de estas características que se pone en marcha en la Unión Europea con la coordinación de Frontex y tendrá una financiación de casi 4 millones de euros. La Agencia Europea de Fronteras aportará el 80% del presupuesto de la operación, que se desarrollará al menos durante dos meses. Posteriormente se analizarán sus resultados y se valorará su eficacia.

El objetivo del despliegue es reforzar la vigilancia de las costas desde las que parten las embarcaciones que transportan inmigrantes ilegales desde África hasta las Islas Canarias para evitar su salida y, en caso de que salgan, interceptar las embarcaciones en sus aguas territoriales y devolver a los inmigrantes a las autoridades de Mauritania, Senegal y Cabo Verde.

La operación desplegada cuenta además con la presencia en Canarias, desde mediados de julio, de 10 expertos internacionales (2 expertos de Italia y 2 de Francia en Tenerife; uno de Alemania y otro de Portugal en Gran Canaria; y 2 expertos portugueses y un alemán en Fuerteventura; además de un experto de Frontex). Todos ellos trabajan, junto a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, en la identificación de los inmigrantes que llegan a Canarias.