21 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

El jesuita Alfredo Tamayo rinde homenaje a las víctimas del terrorismo en la obra 'Siempre a vuestro lado'

Pagazaurtundua asegura que el libro es "una brújula sencilla" para entender las acciones de Ibarretxe o los comunicados de ETA

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El jesuita Alfredo Tamayo rinde un homenaje a las víctimas del terrorismo etarra en la obra 'Siempre a vuestro lado', en la que a través de la recopilación de artículos de prensa desarrolla "un monumento conmemorativo construido con amor, dolor, tristeza, ausencias, miedo, remordimiento y con la esperanza de que la memoria de las víctimas nunca se extinga".

Según explicó el autor en la presentación del libro, la obra surgió de una "conversión" después de haber "tomado partido" entre 1960 y 1975 por aquellos que estaban privados de sus derechos "políticos, sindicales y lingüísticos". De la misma forma se posicionó junto a las víctimas del terrorismo más tarde cuando sufrían la violencia terrorista.

Cristina Cuesta, hija del asesinado por ETA Enrique Cuesta, recordó que Tamayo era uno "de los muy pocos" sacerdotes vascos que accedían en los años 80 a celebrar funerales por las víctimas de la violencia terrorista. "Siempre estuvo a nuestro lado, el título del libro es exacto", subrayó.

En este sentido, explicó cómo encontró en el autor del libro una actitud "firme, constructiva y piadosa" cuando era su profesor en la Universidad del País Vasco y supuso para ella "una pequeña gran luz en aquel laberinto de soledad" en el que, según relató, se encontraba inmersa poco después del asesinato de su padre.

Cristina Cuesta reconoció que en estos momentos la sociedad está de forma "mayoritaria" contra la organización terrorista pero advirtió de que todavía no se han dado pasos significativos "que tendrán que llegar". Así, destacó la necesidad de aclarar responsabilidades políticas del nacionalismo vasco "en el mantenimiento de ETA".

Además, subrayó las responsabilidades de la jerarquía de la iglesia vasca "a la hora de no estar con las víctimas y no defender el quinto mandamiento", el que establece que "no matarás" y, por último, reprochó la responsabilidad social de los ciudadanos vascos que "durante tanto tiempo han mirado para otro lado".

El prólogo del libro es obra de Maite Pagazaurtundua, hermana del jefe de la policía local de Andoain Joseba Pagazaurtundua asesinado en 2003, quien destacó el buen trabajo de edición y defendió la necesidad de que este tipo de obras sean conocidas por la ciudadanía a través del "boca a boca".

A su juicio, se trata de una obra indispensable para todo el que quiera tener "una brújula sencilla" para entender mejor muchas cosas que están pasando en nuestros días como las acciones del 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, los últimos comunicados de la organización terrorista o las reivindicaciones de las víctimas.