21 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

Un juez prohíbe a un padre aproximarse a menos de 25 metros del profesor de sus hijas tras amenazarle

Le causó una crisis de ansiedad después de que le gritara en el patio del colegio que le iba "a matar"

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un juez de Madrid ha prohibido a un hombre que durante seis meses pueda acercarse a menos de 25 metros del profesor de sus dos hijas, al que causó una crisis de ansiedad después de que le insultara y amenazara en el patio del colegio delante del resto de alumnos y docentes del centro.

Según consta en los hechos probados de la sentencia del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, a la que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 09.00 horas del 17 de octubre de 2018, el denunciante, un profesor del colegio público Arcipreste de Hita de Madrid se encontraba en el patio formando fila con sus alumnos para acceder posteriormente a las clases.

En ese momento se percató de que J.S.S.J. estaba con sus dos hijas, cuyo profesor era el denunciante, mirando a éste "de manera intimidante". Tras ello, el padre de estas alumnas se dirigió al profesor de manera "agresiva" con insultos y le gritó: "te voy a partir la cara, como sigas molestando a mis hijas te voy a matar".

INTERVENCIÓN DE OTROS PROFESORES Y DEL CONSERJE

En ese momento, tuvieron que intervenir otros docentes y el conserje de la escuela para concluir el incidente. El profesor quedó "atemorizado" a consecuencia de dichas expresiones, por lo que ese mismo día acudió a un centro médico, donde le diagnosticaron una crisis de ansiedad, dice la resolución.

Según apuntan fuentes conocedoras de los hechos, este episodio ocurrió después de que el profesor hubiera tenido discrepancias con el padre de las dos menores porque no las llevaba a la hora a sus clases y porque éstas no cumplían las normas del centro.

Tras estudiar el caso, el titular del Juzgado de Instrucción 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha dictado una sentencia en la que condena a J.S.S.J. por un delito leve de amenazas y le impone una multa de 240 euros , así como a la prohibición de aproximarse al profesor de sus hijas a una distancia inferior a 25 metros durante seis meses.

Aunque el profesor manifestó en el juicio oral que no quería ninguna indemnización, el magistrado considera que la petición realizada por la defensa ejercida por Beatriz Uriarte, de Ospina Abogados, es pertinente. Lo mismo entiende con la orden de alejamiento, sobre la cual la letrada solicitó la prohibición de aproximación de 250 metros durante un tiempo de medio año.

LA MEDIDA NO IMPIDE LLEVAR A LAS NIÑAS AL COLEGIO

La sentencia apunta que a la hora de imponer esta medida se ha tenido en cuenta que el denunciado reside a unos 150 metros del colegio, lo que "no le impide llevar a sus hijas al colegio siempre que cumpla dicha pena de prohibición de aproximación, pudiendo en todo caso ser llevadas por su esposa".

Asimismo, el juez destaca que la denuncia del profesor es creíble porque mantuvo durante la vista oral "una versión de los hechos plenamente homogénea y concorde" con lo expuesto en la denuncia policial, así como con el testimonio ofrecido durante el juicio por otro docente de la escuela y con el informe médico --aportado a la causa como prueba documental-- que "acredita el temor que dichas expresiones causaron".

En declaraciones a Europa Press, Juan Gonzalo Ospina, socio director de Ospina Abogados, ve en esta sentencia "un éxito de la Justicia, que avala y respeta la labor de los docentes". Sin embargo, asegura que "se echa en falta que el profesorado no sea considerado una autoridad pública" porque ello "implicaría una mayor protección a la labor que hacen como docentes y así fueran protegidos con mayores garantías".

Contador

Lo más leído en España