8 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

La Junta andaluza firmará en las próximas semanas un convenio con el Gobierno para rehabilitar Regiones Devastadas

SEVILLA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Vivienda de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, anunció hoy que su departamento firmará en las próximas semanas un convenio de colaboración con el Ministerio de Vivienda para rehabilitar las viviendas en régimen de alquiler de la barriada sevillana Regiones Devastadas.

En respuesta a una pregunta oral en el Pleno del Parlamento de Andalucía, realizada por el diputado popular Juan Ignacio Zoido, sobre la rehabilitación de dicha zona, Espadas dijo la propia ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, visitará previsiblemente la ciudad para firmar el citado convenio, en el que, según dijo, se incluirá la realización de un estudio técnico de la zona y se concretarán los presupuestos que se destinarán.

Asimismo, el titular del ramo, que anunció que la rehabilitación se realizará por fases y que para ello, se irán desalojando a los vecinos de forma progresiva, garantizó que la actuación se hará de la manera "más ágil" que a la Administración andaluza le sea posible.

Por su parte, Zoido recordó que en esta barriada sevillana viven 215 familias en 18 bloques de pisos en régimen de alquiler, unas viviendas que, según dijo, presentan "graves problemas de deterioro, tanto en el interior como en el exterior". "Lamento que desde el 24 de abril que nuestro grupo parlamentario presentó una iniciativa en su Consejería, aún no se haya dado solución a estos vecinos", agregó.

Asimismo, el diputado popular, que aseguró haber visitado recientemente la zona, dijo esperar que el convenio que se firme con el Ministerio de Vivienda "no sea como el de Los Gordales, que luego es impugnado por el propio Gobierno". "Lamento que a día de hoy la Junta no pueda dar una fecha para iniciar las obras, así como tampoco la cuantía que se destinará", apuntó Zoido, quien subrayó que "las familias no pueden aguantar más en las condiciones en las que viven". "Un minuto entre ratas y humedades es una eternidad", concluyó.