9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 29 de junio de 2010

    Un jurado enjuicia desde hoy al acusado de asesinar a golpes a sus padres el verano pasado en Albolote (Granada)

    Un jurado enjuicia desde hoy al acusado de asesinar a golpes a sus padres el verano pasado en Albolote (Granada)
    EP

    GRANADA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Un jurado popular enjuiciará desde hoy en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada a un hombre acusado de matar a golpes a sus padres el verano pasado en el cortijo que el matrimonio poseía en el paraje Pago de la Joya, en Albolote (Granada). El procesado, de iniciales E.A.P. y 47 años, se enfrenta a una petición fiscal de un total de 34 años de prisión por dos delitos de asesinato.

    El suceso se produjo concretamente el 26 de agosto de 2009, a las 10,30 horas, cuando el inculpado llegó en su coche, acompañado de su hija y el novio de ésta, hasta la vivienda de los padres, adonde se dirigía para recoger útiles y materiales de la construcción y devolver unos regalos, ya que la relación entre padres, hijo y nieta se había deteriorado últimamente, según señala el fiscal en su escrito de acusación provisional, al que tuvo acceso Europa Press.

    Mientras el acusado entraba en la parcela para recoger de la cochera un plato de ducha, se originó una discusión entre su madre y su hija. El acusado acudió entonces a defender a la joven cuando por la espalda recibió un golpe con una azada de su propio padre, agresión que le causó una herida inciso-contusa de 7 centímetros y contusión nasal. El agredido cayó pero se levantó rápidamente y, tras un breve forcejeo con el padre, éste quedó boca abajo en el suelo, por lo que consiguió arrebatarle la azada.

    Fue entonces cuando, aprovechando que el padre estaba tendido, y con ánimo de "acabar" con su vida, le dio un fuerte golpe en la cabeza con la herramienta. El padre quedó inmóvil, pero el procesado continuó golpeándole hasta en cuatro ocasiones más, todas ellas en la cabeza, hasta que se le rompió la azada. Los golpes provocaron un gran charco de sangre bajo el cuerpo del progenitor y el fallecimiento de éste.

    Acto seguido, al ver que la azada estaba rota, E.A.P. se dirigió hacia un montón de hierros que había junto a una jardinera, cogió uno, y se fue en busca de su madre, que se encontraba a un metro y medio de distancia de donde había quedado el padre. Estando ella de espaldas a su hijo, éste le dio un primer golpe en la cabeza, lo que ocasionó la caída "fulminante" de la madre al suelo, boca abajo. El hijo siguió dándole dos o tres golpes más en la cabeza en aquella posición, agresiones que le produjeron lesiones que provocaron su muerte.

    Según el Ministerio Público, la hija del acusado no ha intervenido en ningún momento en los hechos, ya que permaneció fuera de la parcela con su novio, donde salió después de la primera discusión con su abuela. Además de la pena de prisión, la Fiscalía pide una indemnización de 50.000 euros a cada uno de los hermanos del inculpado por unos hechos que serán enjuiciados a lo largo de toda la semana en la Audiencia Provincial de Granada.