15 de octubre de 2019
23 de septiembre de 2009

Juzgan hoy al dueño de un pub de Cantabria por violar a una mujer tras invitarla a una copa y a cocaína

SANTANDER, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La sección primera de la Audiencia Provincial de Cantabria juzgará hoy miércoles, día 23, a un hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer tras invitarla a una copa y un par de rayas de cocaína en su local. El Fiscal pide por estos hechos la pena de 9 años de prisión y una indemnización de 12.000 euros en favor de la víctima.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, los hechos sucedieron entre las siete y las diez de la mañana del 26 de octubre de 2005, en un local de copas de la localidad de Ampuero, propiedad del procesado.

Aprovechando que se encontraba solo con la víctima, a la que había invitado a tomar una copa y un par de rayas de cocaína, el acusado comenzó a tocarle los pechos y el resto del cuerpo en contra de su voluntad.

Pese a la resistencia de la mujer, el procesado logró quitarle la ropa y, tras golpearla contra las mesas del local, la tumbó en una de ellas y la violó.

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió varias lesiones como una gran abrasión en la región sacra; hematomas a lo largo de la columna vertebral con pequeñas escoriaciones; y eritema en ambos glúteos paralelo a la pelvis, que precisaron de una sola asistencia facultativa, sin que conste el tiempo en que tardó en curar.

Para el Fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual en concurso con una falta de lesiones, por los que pide una pena de nueve años de prisión; indemnización de 12.000 euros por los daños psíquicos causados a la víctima y la prohibición de acercarse a ésta por un plazo de diez años.

Por su parte, la acusación particular eleva la petición de pena a once años de cárcel y 25.000 euros de indemnización, al tiempo que considera que el acusado también cometió un delito contra la salud pública en su modalidad de promoción y favorecimiento del consumo de drogas por el que reclama otros tres años de prisión. El juicio comenzará a las nueve y media de la mañana.