20 de agosto de 2019
29 de noviembre de 2008

Lara (IU) pide "control" para que el dinero inyectado en la banca sirva para "inversión pública y generar empleo"

Se muestra preocupado porque se vaya dinero de los ciudadanos para los bancos, "que hace 4 días exhibían sus impresionantes beneficios"

VALENCIA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El candidato a coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, reclamó hoy que exista un "control público" para que el dinero público que el estado inyecte para resolver los problemas financieros de la banca vayan hacia la "inversión pública" y sirvan para "generar empleo".

Lara realizó estas declaraciones a los medios de comunicación antes de intervenir en un acto público en la sede de CCOO-PV en Valencia, y tras haber finalizado el Consell Nacional de EUPV, en relación al paquete de ayudas anunciado por el Ejecutivo central para inyectar dinero al sistema bancario.

De este modo, resaltó que "si se pone dinero público para resolver un sector, tiene que haber un control con participación pública plena y directa" y que el Estado "tiene que decir dónde va" esa cantidad, de modo que vaya hacia la inversión pública y para generar empleo. Así, Lara se mostró "muy preocupado de que se saque el dinero público de los bolsillos de los ciudadanos para resolver los problemas de la banca, que hace cuatro días exhibía sus impresionantes beneficios".

El candidato a coordinador general insistió en la "gravedad de que no haya control público de este dinero, independientemente de que se dé para lo que se conocen como activos que no estén intoxicados", como las hipotecas solventes. No obstante, matizó que "al no haber participación pública en este dinero, lógicamente la banca los invertirá donde considere", de forma que "lo podrían invertir en la deuda que tienen de las hipotecas subprime o de los activos tóxicos que sí tienen los bancos en estos momentos".

VENTA DE REPSOL

En cuanto a la posible venta a la rusa Lukoil de la participación de Sacyr en la petrolera Repsol, Lara abogó por "la participación pública del Estado en empresas" como esta petrolera que pertenece a un "sector estratégico".

De este modo, consideró que "el problema no es el patriotismo barato que se vende para defender que la empresa no pase a otra empresa privada de otro país, sino que siendo un sector estratégico tendríamos que tener participación pública del estado en una empresa que fue privatizada hace años".

Asimismo, criticó que "algunos que ahora plantean el control fueron los que privatizaron Repsol, en contra de los intereses generales que un estado tiene que cuidar en empresas públicas y más en el caso de un sector estratégico en el país".

Para Lara, esta venta "viene condicionada también por los problemas financieros que tiene una empresa como Sacyr que decidió dedicar una parte de su inversión al sector de la construcción". Así, apuntó que esta compañía "puede estar apuntando una caída, junto con otras muchas que están cayendo", entre las que citó el caso de la inmobiliaria catalana Habitat, que ayer presentó el concurso voluntario de acreedores.

CRISIS POR "DESASTRE DE GESTIÓN"

De este modo, lamentó que la crisis del sector inmobiliario, por "un desastre de gestión y de funcionamiento, no ha dejado nada más que un reguero de deudas y una generación entera hipotecada de por vida, por los muchos jóvenes que han tenido que pagar precios abusivos" por sus viviendas.

También se refirió a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) presentados por pequeñas y medianas empresas que, "en este momentos tienen problemas serios de liquidez", de modo que consideró que algunos de esos procesos "se están produciendo, no sólo como consecuencia de la crisis del ladrillo, sino también por la falta de liquidez de las empresas".