18 de octubre de 2019
14 de julio de 2010

Lopera declara hoy por un presunto delito societario en su gestión al frente del Betis

La juez que lleva el caso podría decretar diversas medidas, incluida la intervención judicial del club

SEVILLA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ya ex máximo accionista del Betis, Manuel Ruiz de Lopera, declarará este miércoles, en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, en calidad de imputado por un presunto delito societario en su gestión al frente del club verdiblanco.

Lopera se deshizo el pasado 7 de julio del paquete mayoritario de acciones que controlaba, al traspasarlo, a cambio de 16 millones de euros, pagaderos en 5 años al grupo Bitton Sport.

De hecho, la juez Mercedes Alaya, titular del Juzgado que lleva la causa, dictó ayer una providencia por la que, tras la declaración de Lopera, las partes permanecerán en la sede judicial para celebrar una 'vistilla' en la cual se analizará la adopción de eventuales medidas cautelares, a requerimiento de la Fiscalía y de la acusación particular, formada por diversos grupos opositores a Lopera.

De este modo, el club podría quedar abocado a la administración judicial e incluso podría dictarse prisión preventiva contra el imputado --aunque parece poco probable--, a quien se le suspenderían los derechos políticos de sus acciones.

Dicho de otro modo, la venta del paquete accionarial de Lopera anteriormente referida podría quedar paralizada, lo que abriría un periodo de máxima incertidumbre para el Betis.

No en vano, los abogados de 'Béticos por el Villamarín', una de esas asociaciones opuestas a Lopera, ya solicitaron la pasada semana que se embargaran sus acciones y bienes personales por un valor de 12,5 millones de euros, para hacer frente a las responsabilidades en las que hubiera podido incurrir.

En la declaración, que comenzará a las 10.30 de la mañana, Lopera deberá responder a la denuncia, planteada por la Fiscalía de Sevilla por descapitalizar, presuntamente, al Betis "en beneficio propio".

Como se recordará, un informe llevado a cabo por dos peritos judiciales cuantificó en 12,9 millones de euros los perjuicios causados al club a través de la gestión de empresas interpuestas vinculadas al propio Lopera, en el periodo que va de los años 1993 a 1999.

PETICIÓN DE LA FISCALÍA

No obstante, la propia Fiscalía pidió, en abril pasado, el archivo de los hechos investigados correspondientes al lustro comprendido entre 1993 y 1998, al estimar que los posibles delitos cometidos por Lopera ya habrían prescrito al haber pasado diez años.

Ello fue rechazado por la juez Mercedes Alaya, titular del antes citado Juzgado número 6, quien entendió que, por contra, el plazo para la prescripción se extendería hasta los quince años, dada la especial gravedad del delito cometido.

Manuel Ruiz de Lopera ya fue condenado en 2006 por dos delitos contra la Hacienda Pública, que fueron sustituidos por sendas multas de 36.000 euros, y el pago de casi dos millones de euros, también en concepto de multa.

Por último, hay que decir que la juez Mercedes Alaya, ha solicitado al Consejo Superior de Deportes (CSD) toda la documentación relativa a la venta del paquete mayoritario de acciones del Betis a la empresa Bitton Sport.