16 de octubre de 2019
25 de enero de 2009

López Aguilar pide permiso a Bono para organizar una reunión de la UEO pese a la suspensión de la delegación española

La asamblea de la UEO ya se quejó por la decisión de las Cortes Generales, que también creó malestar en los grupos parlamentarios

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la delegación española ante la Asamblea Parlamentaria de la Unión Europea Occidental (UEO), el diputado socialista Juan Fernando López Aguilar, ha pedido permiso al presidente del Congreso, José Bono, para organizar en Madrid una reunión del comité de presidentes de la UEO, todo ello pese a que las Cortes Generales decidieron hace unas semanas retirar la financiación de la representación española en este órgano.

En un escrito registrado en el Congreso, al que tuvo acceso Europa Press, López Aguilar señala que el Comité de Presidentes de la Asamblea de la UEO, aprovechando una visita al Centro de Satélites de Torrejón de Ardoz (Madrid), le ha manifestado su interés en celebrar una reunión en Madrid, en dependencias del Senado, el próximo 9 de febrero.

SÓLO HAY QUE PAGAR CAFÉ Y AGUA

Conocedor de la decisión de las Mesas del Congreso y del Senado de no financiar las actividades de la delegación española en la UEO en el marco de sus medidas de ajuste económico, López Aguilar recalca que la reunión, de producirse, no representaría apenas coste. "La reunión no supondría más gasto para las Cortes Generales que el café y el agua que por cortesía se sirviera a los participantes", señala el cabeza de lista del PSOE a las próximas europeas.

La decisión de no financiar la representación española en la Asamblea Parlamentaria de la UEO fue criticada por este organismo, cuyo presidente, el francés Jean-Pierre Masseret, dirigió una carta a Bono expresando su disgusto y "estupor".

En la carta de Masseret, recogida en su día por Europa Press, el presidente de la Asamblea de la UEO advierte a Bono de que España está "obligada a hacer frente a sus obligaciones legales" con respecto al Tratado por el que se adhirió a la organización en 1990, incluida "su participación en la Asamblea parlamentaria tal y como está mencionado" en el artículo IX de ese texto.

Según explicaba, la Asamblea "representa todavía el único foro europeo que reúne a los parlamentarios nacionales de forma regular para trabajar y supervisar colectivamente la política europea de seguridad y defensa". "Amputar el esencial enlace de los parlamentarios nacionales con la opinión pública es totalmente contraproducente", advertía.

A su juicio, España tiene todo el derecho a abandonar el Tratado por el que se adhirió a esta organización en 1990 "siempre que la denuncia del mismo, ante el Gobierno de Bélgica, se produzca con un año de antelación tal y como lo estipula el artículo XII" del Tratado de Bruselas. España no ha formalizado tal denuncia.

"ERROR ESTRATÉGICO"

Esa reciente decisión de las Cortes, adoptada de forma unánime, también provocó malestar en parlamentarios españoles de distinto color político. Para el portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, es un "error estratégico" porque, en su opinión, un Estado "serio" no puede ahorrar dinero en cosas que, aunque parezcan superficiales, suponen una "dejación" de funciones en órganos decisorios.

Otros parlamentarios advirtieron de que ese recorte deja en mal lugar a España, que se convierte en el primer país que prescinde de enviar una delegación a las reuniones de la Asamblea Parlamentaria de la UEO, con sede en París, en un momento en que asume la presidencia del Consejo de Europa y prepara la presidencia de la UE en el primer semestre de 2010.

Un diputado socialista que no quiso identificarse admitió incluso a Europa Press que la decisión quizás fue un tanto precipitada, aunque la justificó por la necesidad de reducir gastos y por que, en su opinión, esta organización está llamada a desaparecer.

El Tratado de Lisboa, pendiente aún de completar su ratificación tras el rechazo de Irlanda en referéndum, establece que "la UE elaborará, junto con la Unión Europea Occidental, acuerdos de cooperación más intensa entre sí". Algunos interpretan que esto equivale a que será absorbida por la UE, aunque esta decisión aún no está oficialmente adoptada.

La UEO es una organización europea de cooperación para la defensa y la seguridad fundada en 1948 por el Tratado de Bruselas. Está constituida por 28 países, miembros de la UE junto a otros países europeos socios de la OTAN, como Noruega, Islandia y Turquía.