7 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

López (PSE) cree que en la izquierda abertzale no hay nadie capaz de hacer política desmarcándose del "aval" de ETA

BILBAO, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, consideró hoy que en el mundo de la izquierda abertzale "no hay nadie capaz de hacer política" desmarcándose del "aval" de ETA. Asimismo, ante las próximas elecciones autonómicas, advirtió al PP de que los socialistas vascos no van a hacer un gobierno "para pasar factura a nadie, reproducir bloques o frentes o hacer revanchas".

En una entrevista concedida a Punto Radio, recogida por Europa Press, López dijo que no le consta que se esté preparando por parte de la izquierda abertzale una 'marca blanca' para concurrir a las próximas elecciones autonómicas. "Yo no sé si alguien tiene intención de hacerlo, pero es evidente que el abertzalismo radical, si quiere tener una representación política, tiene que cumplir las mismas condiciones que los demás, alejarse de la violencia, rechazar la violencia y hacer política con las mismas herramientas que la hacemos los demás política, con la palabra y los argumentos", subrayó.

El líder del PSE-EE lamentó que, hasta ahora, "nadie se ha atrevido dentro de ese mundo a hacer política sin el aval de la banda terrorista" y, por lo tanto, "no veo que haya nadie capaz de hacer esto".

En ese sentido, se refirió a la apuesta del portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por el diálogo y la negociación y advirtió de que "lo que necesita el abertzalismo radical es un líder que se aleje de ETA y que quiera hacer política" y Otegi, añadió, "lleva muchos años en esto y no ha cumplido" esas condiciones.

Tras asegurar que le es "indiferente" que Otegi vuelva a la política, López dijo que le gustaría que alguien representará al mundo de la izquierda abertzale "desde la política y no desde la violencia". "Y Otegi -insistió- no nos ha demostrado ser capaz de alejarse de la violencia y ha sido incapaz de cortar los hilos que le mantenían atado a una banda terrorista".

Ante las críticas por parte de EA y PNV acusando a los socialistas de buscar la presencia de la izquierda abertzale en las elecciones para quitar votos al tripartito, López las calificó de "mezquinas" y "tremendamente ridículas" cuando, según dijo, tanto EA como el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "utilizan todo, hasta las reglas básicas de la democracia, para alimentar el papel de víctima que no es".

López reiteró que la izquierda abertzale "tendrá representación política cuando haga política con los instrumentos de la política". Según advirtió, "no se puede permitir en un país democrático que haya una formación política que sea sólo una tapadera de una banda terrorista, que busque respaldo social, cobertura política y financiación ilegal para una banda terrorista".

El secretario general de los socialistas vascos señaló que "eso que se impide con las normas de este país, resulta que es criticado por partidos democráticos" "¿Quieren que haya partidos o formaciones políticas que se presenten a las elecciones para avalar a una banda terrorista?", se preguntó.

Por otro lado, López aseguró que en el PSE-EE, de cara a las elecciones vascas, trabajan "casi con la seguridad de que la sociedad vasca quiere un cambio y ha decidido ya hace tiempo dar la espalda a quienes dejos de hacer política en interés de sus necesidades y de sus problemas la hace en interés particular y de quien busca la confrontación y dar satisfacción personal a sus obsesiones particulares".

El líder del PSE-EE se mostró convencido de que "hay muchísima gente que, hoy por hoy, tiene puestas sus esperanzas en un Partido Socialista que es capaz de devolver a la política la cordura que nunca debió perder y ponerla otra vez al servicio de los ciudadanos".

"PASAR FACTURA"

López dijo que los ciudadanos avalarán un gobierno con un lehendakari socialista que buscará "un gobierno que tenga amplios apoyos" y desterrará la "política de bloques". No obstante, advirtió al PP de que el PSE-EE no va a hacer ningún gobierno "para pasar factura a nadie, reproducir bloques o frentes o hacer revanchas".

"Lo que existe es un PSE-EE absolutamente confiado con su proyecto de país y de políticas, que busca una nueva mayoría para abrir un nuevo tiempo en este país que destierre las confrontaciones y un gobierno que se preocupa solo de sí mismo", aseveró.