29 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Miles de personas se manifiestan en Euskadi por la autodeterminación, como "única solución para garantizar la paz"

Dirigentes de Batasuna secundaron las marchas en las que se acusó al PSOE de "condicionar el proceso y retrasar el debate político"

BILBAO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas, entre ellos dirigentes de Batasuna, como Arnaldo Otegi, o Jone Goirizelaia, secundaron hoy las manifestaciones convocadas en las tres capitales vascas donde se reclamó el derecho a la autodeterminación y se aseguró que es la "única solución para garantizar una paz justa y duradera" y encauzar "por vías democráticas el conflicto armado".

Las marchas, que transcurrieron sin incidentes, habían sido convocadas, al igual que la desarrollada esta tarde en Pamplona, por un grupo de ciudadanos "de izquierdas y abertzales" bajo el lema "Euskal Herriak autodeterminazioa" (Euskal Herria autodeterminación).

Al termino de las manifestaciones, que habían sido permitidas por el magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, se leyó en las tres capitales el mismo comunicado, en el que se afirmaba que el reconocimiento de la autodeterminación al pueblo vasco es "la clave para poner el conflicto de Euskal Herria con el Estado español y francés en vías de solución". "Es lo que permitirá encauzar por vías democráticas el conflicto armado, es la única solución para garantizar una paz justa y duradera", señalaron.

En el texto, los miembros de la izquierda abertzale, advirtieron de que, seis meses depués del alto el fuego, el proceso se encuentra en una situación "grave" y que la balanza se ha desequilibrado hacia "los aspectos negativos".

En este sentido, denunciaron que la declaración que en su momento hizo el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha tenido continuidad, y que el PSOE ha tratado estos meses de utilizar la "represión" para "condicionar el proceso y retrasar el debate político", con la "ayuda" del PNV.

A su juicio, en este momento se verá si el PSOE y el PNV pretenden sacar adelante el proceso o siguen "con la nula voluntad demostrada hasta hoy dejando que se pierda la voluntad histórica que se ha abierto en este pueblo".

En las manifestaciones se destacó que el proceso se encuentra en una situación de "bloqueo", pero advirtió a quienes, a su juicio, lo ejercen, que la izquierda abertzale abrirá el camino a "la palabra y la decisión" de la ciudadanía vasca, y que eso no lo podrán parar ni las "imposiciones" ni "la represión".

Asiismo, se hizo un llamamiento a la base social de la izquierda abertzale para "articular una ofensiva popular a favor de proceso" con el objetivo de "situar la dinámica a favor de la autodeterminación en el centro del debate político".

"Queremos hacer un llamamiento especial para que pueblo a pueblo, las próximas semanas y meses unamos fuerzas y desarrollemos todo tipo de iniciativas para impulsar la dinámica Euskal Herria Autodeterminazioa, con todos los ciudadanos dispuestos a ello", añadieron.

Asimismo, se defendió que todos los ciudadanos, incluidos los presos, participen en el proceso democrático que se ha iniciado, porque "su lucha tiene como origen el problema político".

Además de la lectura del comunicado, en las tres marchas se repartió el documento que la Mesa Nacional de Batasuna ha venido distribuyendo en las últimas semanas entre sus bases para analizar el actual momento político y cuyo contenido se conoció la pasada semana. En el mismo, la organización ilegalizada advierte de que el proceso está en una situación "grave" y se compromete a impulsar "un proceso que tenga como clave el objetivo del reconocimiento de Euskal Herria, su derecho a decidir y la territorialidad".

La marcha de San Sebastián, en la que participaron miles de personas, se inició pasadas las seis de la tarde encabezada por una pancarta con el lema 'Euskal Herriak autodeterminazioa', portada por personas de la izquierda abertzale como las miembros de LAB Amaia Almirall y Maixabel Gaztañaga.

Detrás de la pancarta se encontraban dirigentes de Batasuna como Joseba Permach, Juan Joxe Petrikorena y Joseba Alvarez, así como la parlamentaria de EHAK, Nekane Erauskin, el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y el ex preso de ETA Eugenio Etxebeste. Asimismo, asistieron a la marcha los portavoces de Askatasuna Joxean Agirre y Xabin Juaristi.

Los lemas a favor del acercamiento y la amnistia de los presos fueron los más escuchados en las manifestaciones, junto a otros como 'Eman hitza Euskal Herriari' (Dar la palabra a Euskal Herria) o 'Independentzia', 'Borroka da bide bakarra' (La lucha es el único camino) o 'Justiziarik gabe, bakerik ez' (Sin justicia, no hay paz).

Asimismo, los manifestantes reclamaron la liberación del preso Iñaki de Juana, que hoy cumple 55 días en huelga de hambre, y, en concreto, en San Sebastián a la mitad del recorrido, en la Plaza del Buen Pastor, y al final del mismo, en el Boulevard, varias personas vestidas con buzos y una careta blanca portaron un cartel reclamando la excarcelación de De Juana.

En Bilbao, la marcha que partió del Sagrado Corazón para acabar en el Arenal reunió también a varios miles de personas entre un amplio dispositivo policial. En el caso de la capital vizcaína, entre los manifestantes se encontraban el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, así como Jone Goirizelaia o Karmelo Landa.

Por último, en Vitoria, la marcha fue secundada por casi un millar de personas, entre los que se encontraban el miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Hasier Arraiz y la representante de Gasteiz Izan Amparo Lasheras. La manifestación, a la también asistieron varios miembros de LAB, partió a las siete y diez de la Plaza de Bilbao y concluyó una hora después en la Plaza de la Virgen Blanca