18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 5 de julio de 2010

    Millet.- El ex secretario del Orfeó dice que Millet tenía "amplísimo" poder en el proyecto del hotel

    BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El ex secretario de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música y abogado Joan Segura ha admitido que en una junta del patronato, de noviembre de 2002, se otorgaron poderes "amplísimos" al ex presidente del Palau Fèlix Millet para negociar el proyecto del hotel.

    En su comparecencia ante la comisión de investigación del caso 'Palau', ha recordado que en 2002 se negociaba aún con los hermanos de La Salle y que el proyecto se debatió en el seno del patronato y también en la comisión delegada, que no tiene funciones ejecutivas.

    "Eran unos poderes amplios, por no decir amplísimos, para poder comprar, gravar, incluso vender los derechos que se adquieren de los edificios de Sant Pere més Alt", ha destacado Segura, quien ha subrayado que todo consta en el libro de actos de la fundación y en el registro de la propiedad.

    Explicitó que, como secretario, nunca intervino, supo ni habló de cuestiones económicas en las reuniones del patronato, de la comisión delegada y de la junta, y ha asegurado que lo único que sabían era que había unos beneficios que Millet desviaba al Orfeó, alegando que "no estaba bien visto que una fundación gane mucho dinero".

    Al preguntársele si no le extrañaba esta y otras operaciones que se realizaron en el Palau, Segura ha querido justificar la visión que se tenía de Millet antes de su confesión: "Del 22 al 24 de julio hay un mundo de diferencia. El 24 de julio, Millet era una persona denostada con la que nadie quiere hablar, pero el 22 de julio era una persona fabulosa y que todo el mundo elogiaba".

    Tomando como referencia el prestigio que tenía Millet, Segura ha añadido que nadie cuestionaba las decisiones que tomaba entonces como director del Palau, que se aprobaban "por unanimidad y con aplausos".

    Aunque no ha detallado nombres, ha criticado también que haya políticos que ahora renieguen de Millet y afirmen no conocerlo cuando, a su juicio, la prensa gráfica podría demostrar la relación que mantenían con él.

    Tras indicar que ignoraba los convenios que el Palau tenía con distintas entidades, como con la Fundación CatDem, ha asegurado que no tiene constancia que se desviara dinero para financiar irregularmente a CDC. Ha afirmado que tampoco no conoce al administrador de la fundación, Daniel Osàcar, ni a su antecesor, Carles Torrent, fallecido en 2005.