26 de febrero de 2020
17 de enero de 2020

Montero (PSOE) defiende que los ministros ya no son "ni socialistas ni de Podemos" y que trabajan juntos con normalidad

Montero (PSOE) defiende que los ministros ya no son "ni socialistas ni de Podemos" y que trabajan juntos con normalidad
Las ministras Isabel Celaá, María Jesús Montero e Irene Montero acuden a su primera rueda de prensa del nuevo Gobierno. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

Irene Montero (Podemos) participa en la primera rueda de prensa del nuevo Consejo de Ministros por los temas tratados, pero no será la norma

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que en el nuevo Ejecutivo ya no hay ministros "ni socialistas ni de Podemos" y que han empezado el trabajo conjunto con normalidad, aunque ha aclarado que las ruedas de prensa tras los Consejos las ofrecerá sólo ella.

Montero se ha estrenado como Portavoz tras el Consejo de Ministros celebrado este viernes y lo ha hecho acompañada de la ministra de Educación, la socialista Isabel Celaá, y de la de Igualdad, Irene Montero, de Podemos. La presencia de una representante del partido morado no será sin embargo la norma en cada comparecencia ante la prensa, ha aclarado la Portavoz, sino que los ministros participarán si lo requieren los asuntos que se van a tratar.

La portavoz ha subrayado que el Gobierno lo forman hombres y mujeres con distintas sensibilidades pero que ahora tienen "una hoja de ruta común, clara y compartida" y que todos rinden cuentas de su trabajo en el Consejo de Ministros "con independencia de su procedencia previa".

Ha añadido también que el trabajo se desarrolla con normalidad, palabra que también ha empleado preguntada al respecto la ministra de Igualdad.

María Jesús Montero ha aprovechado su primera rueda de prensa como voz del Gobierno para expresa la "profunda convicción" del Ejecutivo sobre el papel del periodismo en democracia y se ha mostrado dispuesta a "facilitar" el trabajo de los informadores, tanto para fortalecer el sentido crítico de la sociedad como para ayudar a "recuperar la confianza" de la sociedad en la utilidad de la política.