19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Moratinos cree que las palabras de McCain sobre Zapatero no tienen "la menor relevancia" y confía en una relación fluida

    NUEVA YORK, 21 Sep. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

    Las recientes declaraciones del candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, que evitó afirmar si estaría dispuesto a recibir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en caso de ganar las presidenciales de noviembre no tienen "la menor relevancia", según el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos.

    Desde Nueva York, adonde llegó ayer para asistir esta semana a la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, Moratinos aseguró que en el Gobierno no existe "ninguna inquietud" por las palabras de McCain porque confía en mantener una "relación fluida" con la próxima Administración, sea del color que sea.

    El titular de Exteriores afirmó que no le preocupa quién vaya a ganar los comicios porque "lo que decida el pueblo americano estará bien" y recordó que el Ejecutivo español ya ha establecidos "contactos" con los equipos de los dos candidatos.

    Moratinos subrayó además que España es un país "fundamental" para Estados Unidos en diversos asuntos, como la "lucha contra el terrorismo", y destacó que con la Administración de George W.Bush se han alcanzado las mejores cifras de importaciones, exportaciones e inversiones de toda la historia.

    El jefe de la Diplomacia española se declaró muy "orgulloso" de haber llevado las relaciones con Estados Unidos "con dignidad" y aseguró que si al final no se ha producido un encuentro entre ambos presidentes es porque Bush "no ha querido", porque el jefe del Ejecutivo español ha estado dispuesto a verse con él, aseguró.

    A partir de mañana, el ministro desarrollará una intensa agenda que le llevará a entrevistarse con muchos de sus colegas, entre otros, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y los ministros de Asuntos Exteriores de Cuba, Bolivia, Ecuador, México, Perú, Georgia, Serbia, Marruecos y Argelia, entre otros.