6 de abril de 2020
11 de septiembre de 2008

Movimiento Pro Amnistía denuncia que el caso de Rego Vidal es consecuencia de la política para "acabar con los presos"

SAN SEBASTIAN, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Pro Amnistia denunció hoy que el caso de el preso de ETA Juan José Rego Vidal, que inició ayer una huelga de hambre y sed en protesta por su falta de traslado, desde la prisión de Mansilla (León), donde cumple condena, al Hospital Donostia de San Sebastián para ser tratado de sus dolencias, no es una "situación aislada" sino la "consecuencia de la política penitenciaria" que persigue "destruir y matar" al colectivo de presos que sufren enfermedades graves.

El portavoz del Movimiento Pro Amnistia Mattin Troitiño compareció hoy en San Sebastián junto a la esposa y el hermano de Rego Vidal, la abogada Ainhoa Bagglieto y el médico Javier Hernando, para dar cuenta de la situación del histórico miembro de la banda terrorista, quien ha dejado también de tomar la medicación necesaria para tratar su enfermedad.

Troitiño acusó al Gobierno socialista de utilizar "medidas de excepción" contra el colectivo de presos de ETA para "condenarles a muerte" y recordó que 14 reclusos están "en situación muy grave". Asimismo, culpó a las instituciones y partidos vascos de "hacer viable y agravar" estos "ataques", por lo que les pidió que pasen "de las palabras a los hechos" en favor de los presos, al tiempo que llamó a la ciudadanía a movilizarse "ante esta cruel realidad".

El doctor Javier Hernando detalló que Rego Vidal, de 69 años de edad, lleva 15 años en prisión con "en enfermedades de larga duración" como diabetes descontrolada, hipertensión, problemas visuales -"casi no ve y necesita lupas especiales para todo"- y de audición e hipertrofia prostática. Además, señaló que ha sufrido dos trombosis y tiene "grave riesgo de accidente cardiovascular" por lo que iniciar la huelga y dejar de tomar la medicación supondrán "que en cualquier momento podemos tener noticia incluso de su muerte".

Por su parte, la abogada Ainhoa Bagglieto subrayó que son "razones políticas y no jurídicas" las que han impedido el traslado de Rego Vidal a Euskadi para ser tratado por sus médicos particulares, ya que el pasado mes de julio el Juzgado de Vigilancia Central de la Audiencia Nacional lo admitió.

Juan José Rego Vidal fue detenido el 9 de agosto de 1995 y cumple una condena de 37 años, de los que lleva 12 en la prisión de Mansilla, por pretender atentar contra el Rey en Mallorca. Estuvo también involucrado en una operación dirigida contra el Monarca en 1978.

A raíz de esta detención, Rego Vidal permaneció encarcelado durante un año en la prisión de Soria y entonces ya inició una huelga de hambre que duró casi un mes y por la que fue ingresado en el hospital penitenciario de Carabanchel en estado muy grave.

En febrero de 1979, en Soria, repitió la huelga de hambre a lo largo de otro mes, hasta que el 3 de marzo de ese año fue puesto en libertad e ingresado en el Hospital de San Sebastián.