22 de agosto de 2019
17 de julio de 2008

Multa para dos empleados de una discoteca que patearon a un cliente y lanzaron contra la pared a su novia

SANTANDER, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El magistrado juez de lo Penal número dos bis de Santander ha condenado al pago de sendas multas de 600 euros a dos empleados de una discoteca que agredieron a patadas y otros golpes a un cliente y después lanzaron violentamente contra la pared a la novia del agredido cuando salió en su defensa.

Según señala la sentencia, recogida por Europa Press, los acusados, C.G.F. y A.A.G. de 38 y 32 años de edad respectivamente, y empleados del servicio de seguridad y vigilancia de una discoteca situada en la calle Casimiro Sainz de Santander, se encontraban en dicho local sobre las 5,00 horas del 21 de marzo de 2003.

Como consecuencia de un incidente, se dirigieron a un cliente al que invitaron a abandonar el establecimiento, y después agredieron, tirándole al suelo y propinándole golpes y patadas.

Cuando la novia de éste intentó evitar que continuase la agresión, fue lanzada violentamente contra la pared, causándole una contusión lumbar que requirió para su sanidad de una primera asistencia, y de la que tardó en curar 4 días, 2 de los cuales estuvo incapacitada para su trabajo.

Por su parte el agredido sufrió una contractura muscular cervical, que requirió de una primera asistencia facultativa, y 40 días para sanar, de los cuales 15 estuvo incapacitado para su trabajo, quedándole como secuela una ligera cervicalgia con movilidad de cuello conservada.

La sentencia condena a los dos acusados, como responsables de dos faltas de lesiones cada uno, al pago, cada uno de ellos, de una multa de 600 euros y al abono de las costas procesales.

Además ordena librar sendos mandamientos de devolución de las siguientes cantidades consignadas para la reparación del daño: 144 euros a favor de la mujer que resultó lesionada al ser lanzada contra la pared y 1.730 euros a favor de los herederos legales del agredido ya que éste ha fallecido.