25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    9-M.- Narbona muestra su "rechazo absoluto" a todo acto violento y dice que es el momento "de la palabra y no del grito"

    JAÉN, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, mostró hoy el "rechazo absoluto" del Gobierno "a todo acto violento, de intolerancia, durante la campaña" electoral, un tiempo en el que "es el momento de la palabra, no del grito ni de la descalificación gratuita".

    A preguntas de los periodistas en Jaén, la socialista pidió igualmente al PP que deje de "querer contaminar, como ha hecho durante esta legislatura, a base de mentiras un momento que debía ser sagrado para todos los demócratas".

    Para Narbona, la campaña electoral es un periodo "extraordinariamente importante para poder llegar a los ciudadanos, escuchar lo que hemos hecho y podemos hacer", de ahí que lamentara "el esfuerzo absurdo del PP por culpar al PSOE y al Gobierno de actos de protesta que no deben consentirse".

    De hecho, recordó que los socialistas también han sido objeto de actos de esta índole y "no solo durante la campaña", pues aseguró que ella también los ha vivido como ministra. Además, recordó que el ex secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y diputado regional, Rafael Simancas, "también fue objeto de un acto violento en la universidad".

    Narbona hizo estas declaraciones después de que el secretario general del PP de Madrid y consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, afirmara que la agresión que sufrió ayer, junto con el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, en Parla fue preparada por el secretario general del PSM y alcalde de la localidad, Tomás Gómez.

    "He recibido una dosis de talante en el Hospital de Parla, una dosis de tensión, buen rollo, tolerancia y dramatismo. He recibido lo que nos había preparado el alcalde de Parla, la España de la crispación; tensión y agresión continua por parte de los que consideran que tienen que pasar a la violencia", manifestó entonces. "Ha sido un espectáculo bochornoso que he vivido", añadió.