7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

El número de británicos detenidos en España creció un 33% en 2007, según un informe del Foreign Office

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El número de ciudadanos británicos detenidos en España creció un 33 por ciento entre abril de 2006 y marzo de 2007, según el informe anual del Foreign Office (Ministerio de Exteriores) sobre el comportamiento de sus connacionales en el extranjero, difundido hoy.

El número total de arrestos de británicos en España en el periodo citado, 2.032, es muy superior a los números registrados en cualquier otro país, si se tiene en cuenta que a España le sigue Estados Unidos, con 1.415 detenciones.

El Foreign Office admite en su informe que "muchos de los arrestos se deben a comportamientos consecuencia de un consumo excesivo de alcohol", por lo que recomienda a sus nacionales que conozcan su "límite" e intenten "no beber más de lo que beberían normalmente" en su país.

España, el país más visitado por los británicos --17 millones viajan aquí cada año-- y donde residen 760.000 de ellos, también lidera el número de fallecimientos de ciudadanos del Reino Unido en el extranjero (1.591, lo que supone un aumento el 20 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior), de hospitalizaciones (695) y de violaciones (29).

En el segundo país más visitado por los británicos, Francia, el número de británicos fallecidos se limitó a 385, mientras que Grecia y Turquía suceden a España en el número de casos de violaciones denunciados, con 28 y 21 denuncias, respectivamente.

Los servicios consulares británicos atendieron el mayor número de casos serios (5.470) en España, donde 6.710 ciudadanos del Reino Unido perdieron su pasaporte, un 10 por ciento más que en el año anterior.

Proporcionalmente en cambio, un británico tiene más posibilidades de ser arrestado en Chipre, seguido de cerca por Estados Unidos y Emiratos Arabes Unidos, mientras que Tailandia lidera la tasa de hospitalizaciones (principalmente por accidentes con moto), además de ser el país en el que un ciudadano del Reino Unido tiene más posibilidades de morir. Australia lidera la tasa de pérdidas de pasaporte.

Aprovechando la publicación del informe, el Foreign Office ha pedido a los británicos que si se desplazan al extranjero no recorten gastos a la hora de contratar un seguro de viaje.