19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    Las obras en la sede del futuro Centro Internacional de Prensa impedirán que esté listo para la Presidencia Europea

    MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El edificio de Medinaceli, sito en la calle del mismo nombre de Madrid, que albergará el futuro Centro Internacional de Prensa, ya está adscrito al Ministerio de la Presidencia, pero debe ser sometido a una importante remodelación, lo que impedirá que esté listo para ser utilizado durante la Presidencia española de la Unión Europea del primer semestre de 2010.

    Así lo admitió esta semana, en el Congreso de los Diputados, Luis Herrero Juan, subsecretario del Ministerio que dirige María Teresa Fernández de la Vega, quien garantizó que a los corresponsales extranjeros se les dará una "alternativa" para que puedan trabajar durante la cita comunitaria.

    La propia De la Vega anunció el pasado mes de enero que el Gobierno había decidido ubicar este centro en el citado edificio, un enclave que hasta hace unos meses albergaba el Centro de Humanidades del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

    El inmueble, que se encuentra muy cerca del Congreso de los Diputados y de varios ministerios, fue construido en 1922 para albergar un Palacio de Hielo y del Automóvil. En 1928 fue adquirido por el Estado y, durante el siglo XX, fue sometido a diversas reformas, la última de las cuales tuvo lugar en 1978, después de que un incendio obligara a restaurar su fachada.

    PROFUNDA REHABILITACION

    El subsecretario de Presidencia desveló que el edificio está adscrito a este departamento desde hace unos meses y que ya se están haciendo los estudios técnicos correspondientes para evaluar sus condiciones actuales. En concreto, se han hecho dos estudios técnicos por parte de la Dirección General de Patrimonio, que se encargará de la remodelación.

    El importante deterioro de inmueble llevó a Patrimonio a barajar la posibilidad de destruirlo para construirlo de nuevo, pero finalmente esta idea se desechó porque el edificio tiene la consideración de bien cultural de la Comunidad de Madrid y no se puede tocar su fachada.

    Aunque no se atrevió a poner una fecha concreta para la finalización de los trabajos de rehabilitación, Herrero Juan auguró que el futuro Centro Internacional de Prensa podrá inaugurarse en esta legislatura.