7 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

O.Próximo.- Moratinos pide el fin de la violencia en Gaza y la firma de un acuerdo de paz "definitivo"

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, resaltó hoy los esfuerzos internacionales que se están realizando para detener la violencia en Gaza, y que tienen como objetivo reconducir el enfrentamiento entre Israel y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) hacia un diálogo político entre israelíes y palestinos, que termine con una solución "definitiva" a través de una "tregua permanente" entre ambas partes.

Estas declaraciones tienen lugar después de que el Ejército israelí iniciara ayer una masiva campaña de bombardeos sobre no menos de un centenar de objetivos de Hamás sobre la Franja de Gaza, causando al menos 280 muertos y 800 heridos.

En este sentido, Moratinos indicó, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, que "el objetivo que todos los interlocutores de paz estamos buscando es parar la violencia y que se vuelva a una solución política y a una tregua permanente".

El ministro se refería así a los esfuerzos realizados por la Liga Árabe, la Unión Europea y Egipto, entre otros, para hacer llegar tanto a Hamás como a Israel "el convencimiento de que tienen que parar la violencia, para que la diplomacia pueda utilizar todos sus resortes para buscar una salida política".

"La violencia lleva a mas violencia y creemos que ese no es el camino", añadió Moratinos, quien responsabilizó a Hamás de iniciar la escalada de violencia que ha desembocado en el bombardeo israelí. "Está muy claro que Hamás es quien inició estas operaciones y es quien tiene que entender que tiene que parar y garantizar que no haya más misiles que puedan desembocar en Israel", declaró Moratinos, quien además emplazó al Gobierno israelí a "mantener el alto el fuego".

Así, el objetivo de la comunidad internacional debe ser "concienciar a todos que una vez que firmen un acuerdo definitivo, y que se establezcan dos estados que vivan en paz y en seguridad: uno palestino y otro israelí". De alcanzarse este acuerdo, "todos los enemigos de la paz se darán cuenta de que no tienen agenda", según el ministro. "Y cuanto más tardamos en encontrar la situación definitiva de los dos estados más inestable hacemos la situación en la región", concluyó.