14 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

Sin Papeles.- Rabat advierte de que "nada", ni siquiera la crisis económica, podría justificar el acoso a los marroquíes

RABAT, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno marroquí advirtió hoy de que "nada", ni siquiera la crisis económica, "podría justificar" el "acoso sistemático y discriminatorio" de los marroquíes en España, en alusión a la nota interna difundida entre la Policía Nacional de Madrid que fija un cupo mínimo de arrestos de 'sin papeles' y que aconseja dar prioridad a estos nacionales a la hora de enviarlos a los Centros de Internamiento de Extranjeros.

"Nada podría justificar el recurso a métodos ofensivos, al acoso sistemático y discriminatorio de la comunidad marroquí y mucho menos el uso de procedimientos degradantes y que atentan contra la dignidad humana, como los que relatan documentos revelados por la prensa española", afirmó en una declaración a la agencia oficial de noticias marroquí MAP, tras reunirse en Rabat con el secretario de Estado de Asuntos Exteriores español, Angel Lossada.

"La comunidad marroquí --continuó Fassi Fihri-- que siempre ha contribuido con generosidad y compromiso al desarrollo económico de España, no puede constituir hoy el objetivo primero y selectivo de medidas destinadas a hacer frente a las repercusiones y consecuencias de la fase que atraviesa actualmente la economía española".

Aunque esta visita a Rabat estaba fijada "desde hace dos semanas" --según fuentes diplomáticas españolas-- el ministro marroquí aprovechó para trasladar al responsable español la fuerte preocupación que ha generado en su Gobierno las informaciones sobre la existencia de directrices policiales a los agentes de Madrid para que dieran prioridad para enviar al Centro de Internamiento de Extranjeros a los marroquíes, ya que es más barato repatriarles.

Lossada compareció por separado ante los medios de comunicación tras su entrevista con Fassi Fihri e hizo un "desmentido rotundo" sobre la existencia de "políticas de persecución de los emigrantes ilegales en España" o de "trato discriminatorio" hacia los marroquíes.

En este sentido, subrayó que no existe "ninguna directriz, normativa o indicación del Gobierno ni de los órganos de la Policía en el sentido de lo publicado estos días" y remarcó la presencia en España de 650.000 marroquíes que residen de manera legal y que contribuyen positivamente a la economía española.

Desde que estallase la polémica, la prensa marroquí ha llevado a sus portadas la campaña policial en España para detener a inmigrantes ilegales. En editoriales y noticias, los principales periódicos del reino alauí subrayan que sus ciudadanos fueron señalados como "objetivo principal" de los arrestos, que consideran "inaceptable" y que, advierten, puede afectar a las relaciones bilaterales entre los dos países.

Ya el lunes, la Embajada marroquí en Madrid llamó la atención sobre el hecho de que estas instrucciones policiales estaban generando "miedo y temor" entre el colectivo marroquí en España.

Las fuentes diplomáticas españolas consultadas por Europa Press consideraron que el asunto ha quedado aclarado y destacaron que esta visita estaba programada para hacer un seguimiento a la última Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral) celebrada en Madrid entre los dos Gobiernos en diciembre pasado.