8 de marzo de 2021
25 de junio de 2014

Parlamento vasco reclama la puesta en libertad del preso de ETA Ibon Iparragirre con el apoyo de PNV y EH Bildu

VITORIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PNV y EH Bildu han unido sus votos en el Parlamento vasco para reclamar al Gobierno central la "inmediata puesta en libertad" del preso de ETA Ibon Iparragirre y del resto de reclusos con enfermedades graves e incurables, una petición ante la que el PSE-EE se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

La Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco ha debatido este miércoles, a propuesta de EH Bildu, sobre la situación de este preso, condenado por diversos atentados de ETA.

Iparragirre, portador del VIH, accedió al régimen de presión atenuada en octubre de 2011 debido a la gravedad de su enfermedad. No obstante, el 7 de marzo de 2014 fue detenido y encarcelado nuevamente, después de que el Tribunal Supremo confirmara una pena de 299 años de cárcel, que le había sido impuesta por la colocación de un coche bomba junto a una comisaría de la Ertzaintza en 2008.

A través de la proposición no de ley aprobada por la Cámara vasca, ésta reafirma su compromiso "inequívoco" con la defensa de los derechos humanos que asisten a todas las personas, "incluidas las que se hallan en prisión".

Además, insta a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias a que, "considerando el grave estado de salud del preso Ibon Iparragirre, y en cumplimiento de la legalidad vigente, proceda a su inmediata puesta en libertad". El Parlamento pide extender esta medida "al resto de las personas presas con enfermedades graves e incurables".

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha recordado que tanto el Código Penal, en su artículo 92, como los artículos 100.2 y 104.4 del Reglamento Penitenciario, permiten la concesión de la libertad condicional a los reclusos con enfermedades "graves e incurables". Arzuaga ha criticado la aplicación de criterios de "venganza" en la política penitenciaria y ha pedido la excarcelación de Iparragirre antes de que sea "demasiado tarde".

"BASTA CON APLICAR LA LEY"

Desde el PNV, Maribel Vaquero ha coincidido en que la legislación actual ya permite que los presos que se encuentren en una situación como la de Iparragirre accedan a la libertad condicional, por lo que no hace falta cambiarla y basta con "aplicarla".

Por parte del PSE, Rodolfo Ares ha recordado que su partido defiende una política penitenciaria "dinámica y flexible", que permita la reinserción del recluso desde la aplicación de la legalidad vigente. No obstante, ha justificado su abstención porque "son los médicos y, en última instancia, el juez de vigilancia penitenciaria", los que han de decidir si el estado de salud del preso justifica su excarcelación.

SISTEMA "EJEMPLAR"

El parlamentario del PP Carmelo Barrio ha asegurado que el sistema penitenciario español es "ejemplar" y ha rechazado que la política hacia los reclusos se aplique desde una perspectiva de "venganza".

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, no ha podido participar en el debate, aunque había presentado una enmienda de totalidad a la propuesta de EH Bildu. En ella, reclamaba al Gobierno central que aplique "rigurosamente" la legislación para evitar la "impunidad" de los condenados por terrorismo.