24 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

Partido Aragonés confía en poder formar mayoría parlamentaria tanto con PSOE como con PP

Los comicios de 2011 no deben ser "unas primarias" entre PP y PSOE

ZARAGOZA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Aragonés (PAR), José Ángel Biel, ha confiado este lunes en poder formar mayoría parlamentaria, tras las elecciones autonómicas de 2011, tanto con PSOE como con PP.

En rueda de prensa celebrada en las Cortes de Aragón, José Ángel Biel ha criticado el bipartidismo y ha opinado que los comicios de 2011 no deben ser "unas primarias" entre PP y PSOE, en referencia a la tradicional percepción que tienen las cúpulas de PP y PSOE, según la cual las elecciones autonómicas y municipales son el preludio de las generales del año siguiente y marcan la tendencia del resultado de las mismas.

Biel ha expresado que el centro político aragonés ahora es "anchito", aunque el PAR quiere ensancharlo más. "Aquí, en Aragón, se vota mucho en negativo", ha continuado Biel, quien ha señalado que "la gente vota al PP para echar a Zapatero y vota al PSOE para que no gobierne la derecha" y "en estas elecciones, votando al PAR se consiguen ambos objetivos".

El bipartidismo "no beneficia para nada a esta comunidad autónoma", ha proseguido José Ángel Biel, quien ha recalcado que "cualquier opción es posible, incluso que el PAR no esté en el Gobierno" y se forme un tripartito.

No obstante, "este partido tiene un suelo muy fuerte, lo ha tenido desde siempre y es muy difícil cambiar ese suelo", ha avisado el también vicepresidente del Gobierno de Aragón.

SINTONÍA

"Creo que tengo mejores relaciones con el presidente --Marcelino Iglesias-- que tenía hace 10 años", ha explicado Biel, para valorar que el largo periodo de Gobierno de coalición PSOE-PAR no hubiera sido posible sin la "sintonía personal" entre ambos líderes. Cualquier otra relación "no será igual", ha sentenciado.

Respecto a su relación con Iglesias, Biel ha señalado que "nos comprendemos mejor; cada uno tiene sus problemas y cada uno tiene que aportar sus soluciones y cada uno respeta los problemas del otro y las soluciones del otro". Sus conversaciones son cada vez más largas, ha confesado, lo cual es "un síntoma de tranquilidad y confianza".