22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    Pastor (PSE) dice que el PP está "podrido por dentro" y quiere que manden Aznar, los obispos y los militares

    BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSE-EE vizcaíno, José Antonio Pastor, aseguró hoy que el PP es un partido que "se viste ahora con piel de cordero para esconder el lobo que lleva dentro", porque su objetivo político es que vuelvan a mandar el ex presidente del Gobierno José María Aznar, los obispos y los militares.

    En un mitin en Ortuella (Bizkaia), localidad de la que Pastor fue alcalde, añadió el partido que dirige Mariano Rajoy es como "esa especie de sepulcros blanqueados limpios por fuera y podridos por dentro", para lograr que "en este país vuelvan a mandar los de siempre".

    Sin embargo, advirtió de que "de eso ya sabemos en este país mucho y no queremos volver a repetirlo", porque se trata de una "experiencia" que "ya la hemos conocido y afortunadamente la hemos dejado atrás hace mucho tiempo".

    El responsable de los socialistas de Bizkaia reconoció que la victoria de su formación el 9 de marzo es "difícil" porque "la derecha no está precisamente quieta, está movilizada, van a ir a votar con agua, con lluvia y con viento y podrían llegar a ganar las elecciones".

    "El PP tiene una ventaja, puede ganar de dos maneras: se puede ir a la urna y meter la papeleta del PP o se puede uno quedar en casa... las dos cosas sirven para que gane el PP y no podemos permitirlo", agregó.

    Además, recordó que desde el PP "amenazan" con "desastres económicos y crisis" si se da una victoria del PSOE y que Rajoy y los otros responsables populares "nos dicen que harán lo que nunca hicieron, que les preocupa mucho la cesta de la compra, como si supieran que es eso de la cesta de la compra, porque normalmente mandarán a la criada que la haga".

    Pastor explicó que el Partido Socialista tiene "poco" que ver con el PP, ya que los dirigentes de dicha formación "se están equivocando" con su apuesta por la "bronca y enfrentamiento permanentes". "Hay que hacer política civilizadamente", señaló.

    Por otro lado, criticó que desde las filas del PP "no se admitió su derrota electoral --de hace cuatro años-- y nos trató como tontos", con lo que quedó demostrado que "gobernaba con el ordeno y mando" y que llevan "cuatro años mintiendo, crispando y envenenando".

    En su crítica a los populares, Pastor también incluyó el que "están para hacer lo de siempre" porque pertenecen a un partido que "no sabe repartir los beneficios" y que "privatiza la salud y congela las pensiones", mientras que el Gobierno de Rodríguez Zapatero "se ha preocupado de los más desfavorecidos, del diálogo social", entre otras cuestiones.

    Pastor enumeró los logros del Gobierno socialista recordando el Tren de Alta Velocidad entre Madrid y Barcelona, la 'Y vasca', la Variante Sur ferroviaria, y leyes como la de Igualdad, la de Memoria Histórica y la de Dependencia, sobre cuya importancia enfatizó especialmente.

    Asimismo, en cuanto a los gastos económicos que originan estos "reconocimientos de derechos", defendió que "no arruinarán el país" como, dijo, plantean los populares.

    "No es lo mismo el cardo que la rosa, queremos una España como la que soñaron los socialistas a lo largo de la historia, mejor y más justa. Necesitamos que gane Zapatero para hacer de España el mejor país de Europa", concluyó.

    DOS MILLONES DE EMPLEOS

    El cabeza de lista al Congreso por Bizkaia, Eduardo Madina, aseguró que el PSOE "llega a las elecciones con fortaleza, con convicciones y razones políticas" frente a "una derecha más a la derecha que nunca".

    Asimismo, explicó que su partido está "consciente y orgulloso de todo lo que ha hecho" y pide el voto "para seguir creciendo por encima de la media europea", ya que el empleo y el paro se encuentran en cifras "históricas".

    También recordó la promesa electoral del PSOE de crear dos millones de empleos en la próxima legislatura, especialmente entre las mujeres y la gente más joven. Por último, precisó que hace falta un Gobierno socialista para "consolidar los mismos derechos" para todos, "sin importar el dios en el que creen, el modelo de familia o su sexualidad".

    Por su parte, la número uno por Bizkaia al Senado, Lentxu Rubial, destacó que Mariano Rajoy no se ha preocupado en cuatro años por las pensiones, el salario mínimo ni los problemas de los trabajadores. "Sólo le he visto preguntando continuamente por ETA".

    Además, prometió que el PSOE va a seguir subiendo las pensiones, con un "complemento de solidaridad" para aquellos que las reciben más bajas. Para Rubial, Rajoy es "la derecha más retrógrada" mientras que Rodríguez Zapatero es "el compromiso y la libertad".