31 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Un plan del Gobierno permitirá inspecciones nocturnas y en fines de semana en centros y servicios de atención social

Un plan del Gobierno permitirá inspecciones nocturnas y en fines de semana en centros y servicios de atención social
EP

PAMPLONA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Asuntos Sociales ha elaborado el I Plan de Inspección de Asuntos Sociales para velar por el cumplimiento de la normativa vigente de los centros y servicios de las áreas de dependencia, exclusión social, menores desprotegidos y víctimas de la violencia de género. Entre las nuevas medidas del plan, que se va a ejecutar en 2008 con una periodicidad anual, se permitirán las inspecciones nocturnas y en fines de semana.

La consejera de Asuntos Sociales, Maribel García Malo, que compareció esta mañana para detallar el plan, explicó que "la experiencia adquirida durante los últimos años hace aconsejable profundizar en la inspección".

Así, se amplían los ámbitos en los que hasta el momento se efectuaban las inspecciones en las áreas de Dependencia, tanto de mayores como de personas con discapacidad; personas en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo; menores en situación de desprotección o conflicto social; y la atención a víctimas de la violencia de género.

Para garantizar su ejecución y sus resultados, Maribel García Malo anunció que se compromete a comparecer semestralmente en comisión parlamentaria para informar del desarrollo del mismo.

La labor inspectora se centrará en velar por la garantía del respeto a los derechos de las personas destinatarias de los servicios sociales, particularmente las de carácter residencial; supervisión y control ordinaria de centros y servicios; evaluación de los niveles de calidad de los servicios sociales de la Comunidad Foral de Navarra; comprobación del cumplimiento técnico y económico de los conciertos, y el control de las subvenciones y prestaciones económicas concedidas desde el Departamento.

Además de ampliar los ámbitos objetivos, se amplían también los horarios en los que se va a inspeccionar, ya que en la planificación y como novedad se incluyen inspecciones nocturnas y en fines de semana, "con el fin de garantizar al máximo el cumplimiento de la normativa y los derechos de los usuarios y usuarias en todo momento", subrayó García Malo.

La primera línea de actuación, relativa al respeto de los derechos de las personas usuaria de los centros residenciales, supone una "auténtica novedad" con respecto a actuaciones anteriores, ya que "nunca hasta ahora se habían realizado inspecciones específicas y efectivas en este ámbito", explicó.

En este sentido, apuntó García Malo, se va a velar por el derecho a no sufrir discriminación y a recibir un trato digno por el personal del centro y personas usuarias; a recibir información sobre sus derechos, sobre su situación y sobre cualquier intervención que les afecte, a fin de que puedan dar consentimiento específico; a recibir una atención personalizada según sus necesidades; a la intimidad y privacidad; al acceso a un sistema de quejas y sugerencias, y a la participación en los centros.

Esta línea de inspección se llevará a cabo en todas las inspecciones ordinarias de los centros mediante observación directa del equipo inspector, a través de información del personal responsable del centro y mediante entrevistas personalizadas con los usuarios y usuarias.

La segunda línea de actuación corresponde a la supervisión de los centros y servicios, abarcando las inspecciones que deban realizarse tanto para la autorización de funcionamiento como para el control permanente de las condiciones materiales y funcionales de centros y servicios.

Esta actuación ya se realizaba anteriormente, pero se ha considerado la conveniencia de reforzarlo en el Plan del 2008. Así, se ha previsto realizar "al menos una visita semestral" a todos los centros residenciales y de atención diurna de las áreas de personas mayores, personas con discapacidad, incorporación social, menores y atención a víctimas de violencia de género, 272 al año, y una visita anual al 50 por ciento de los restantes centros y servicios (187 al año).

La tercera línea del Plan se centra en la evaluación de los niveles de calidad de los servicios sociales de la Comunidad Foral, para establecer los estándares mínimos de calidad exigibles para la autorización de funcionamiento y la homologación de servicios. Para ello, la Sección de Inspección colaborará con la Sección de Calidad en esta evaluación, mediante la comprobación y verificación de los cuestionarios previamente cumplimentados por los centros. En 2008 se va a visitar un total de 174 centros.

Algunos de los aspectos que se van a analizar son la calidad de la comida, la existencia de protocolos, la limpieza, la calidad en el empleo, los ratios de personal y el sistema de quejas y sugerencias, entre otras.

Otra de las líneas importantes que se incluyen en este Plan es la comprobación del cumplimiento técnico y económico de los conciertos que el departamento firma con las distintas entidades.

Por último, la línea dirigida al control de subvenciones y prestaciones económicas constituye otra de las "grandes novedades", según la consejera. Se trata de actuaciones de inspección dirigidas tanto a entidades públicas o privadas, como a personas físicas, cuyo denominador común es recibir fondos públicos del departamento de Asuntos Sociales, con el fin de verificar que las condiciones que motivaron su concesión existen realmente y se mantienen.

Este año 2008, el Plan se va a centrar en inspeccionar la Renta Básica, las ayudas económicas dirigidas a personas dependientes y familias cuidadoras, y las nuevas ayudas económicas para asistente personal que se han puesto en marcha este año.

Otra novedad será el 'Control de la multifinanciación', cuyo objetivo es comprobar que los fondos que reciben las entidades que cuentan con financiación de distintas entidades para diversos programas se imputan a los servicios y proyectos que se financian, así como la solvencia pública de dichas entidades a resultas de la financiación.

Además del Plan de Inspección, el departamento está en trámites de crear un Cuerpo de Inspectores de Servicios Sociales, que estaría compuesto por siete personas y que se aprobará por Decreto Foral.