29 de noviembre de 2020
20 de octubre de 2020

La Policía defiende que su atestado sobre el capo de la mafia calabresa estaba "completo" e incluía los tres delitos

La Policía defiende que su atestado sobre el capo de la mafia calabresa estaba "completo" e incluía los tres delitos
La Policía Nacional detiene a un fugitivo del grupo criminal 'Ndrangheta en Barcelona. - POLICÍA NACIONAL

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores de la Policía Nacional que detuvieron en Barcelona al capo de la mafia calabresa de la 'Ndrangheta remitieron al juzgado un atestado "completo" que incluía los tres delitos por los que Italia pedía su arresto, esto es pertenencia a organización criminal, extorsión y tráfico de estupefacientes, a pesar de lo cual quedó en libertad tras tomarle declaración el juez de la Audiencia Nacional.

Según explican a Europa Press fuentes policiales, los investigadores culminaron dos años de investigación con la detención de este relevante capo de la mafia calabresa --de nuevo en búsqueda y captura-- y la puesta a disposición del juez Alejandro Abascal. En la carátula de las diligencias policiales y en la documentación en inglés figuran estos tres delitos por los que Italia dictó una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE).

A pesar de lo cual, Vittorio Raso, de 41 años, quedó en libertad después de que el pasado martes 13 de octubre así lo acordara el juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 tras tomarle declaración. El líder mafioso había sido detenido el sábado 10 de octubre tras dos años de investigación y la Policía informó de la operación el 12 de octubre a través de un comunicado.

En las diligencias policiales, según estas fuentes, constaban la calificación de los hechos tras la localización y detención del fugado, que fue posible gracias a la red ENFAST y a la colaboración y cooperación internacional de la Policía Nacional con la Squadra Mobile de Torino (Dirección Central Anticrimen y Servicio Central Operativo de la Policía Italiana), con el apoyo del Agregado Italiano en España y la Oficina SIRENE.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press señalan, por su parte, que en la Audiencia Nacional, después de que les comunicaran la detención el sábado, se postergó su pase a disposición judicial debido a que el detenido se encontraba en el hospital. Por este motivo, apuntan, hasta el martes 13 de octubre no fue interrogado de forma telemática por el magistrado Alejandro Abascal, y cuando llegó el momento compareció sólo por un delito de extorsión, por lo que se acordó libertad.

El error, según apuntan estas otras fuentes jurídicas, se debe a que el primer atestado sólo recogía ese delito de extorsión. Y no fue hasta dos horas después de la comparecencia y puesta en libertad cuando llegó la ampliación de la documentación en el que ya sí se incluía que era un capo de la mafia calabresa, momento en el que el magistrado ordenó de nuevo su detención.

En la nota de prensa del 12 de octubre --festivo nacional-- la Policía Nacional informó del arresto indicando que era un 'vangelo' de la 'Ndrangheta, figura destacada dentro de la organización calabresa, y que desarrollaba principalmente su actividad criminal a través del tráfico de drogas y armas. En dicho comunicado se detallaban que los delitos eran organización criminal, extorsión y tráfico de estupefacientes.

UNA OPERACIÓN QUE PUSO FIN A DOS AÑOS DE TRABAJO

Así, ese lunes 12 de octubre, la Policía Nacional informó del arresto en Barcelona del capo después de que éste se moviera desde su residencia habitual en Málaga. La detención, indicaban, se producía tras más de dos años de investigaciones en colaboración con las autoridades italianas, que se intensificaron cuando tuvieron noticia de que el fugitivo planeaba salir en barco desde la ciudad condal con destino a Brasil.

Los agentes que participaron en el operativo también descubrieron que un camión iba a facilitar documentación falsa y dinero al presunto prófugo, una "figura destacada dentro de la organización calabresa" y que presuntamente recibió su apoyo tras salir de Italia.

Desde 2016, el detenido estaba en búsqueda y captura por presuntamente extorsionar a víctimas mediante amenazas y violencia para que le pagaran un interés mensual del 10% sobre préstamos de entre 40.000 y 50.000 euros, en el marco de las supuestas actividades criminales de la 'Ndrangheta.

Tras la detención, la Brigada Móvil de Turín (Italia) llevó a cabo registros en Italia contra personas supuestamente vinculadas con la organización, en los que incautaron unos 360.000 euros, 13 kilos de estupefacientes, y varias armas y munición de origen ilegal. En el comunicado de la Policía añadían que la investigación seguía abierta para detener a "una serie de sujetos, presentes en territorio italiano y en España, implicados en las actividades de narcotráfico y blanqueo de capitales".