20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    La Policía francesa encuentra y registra la vivienda de Eceiza y Comes

    MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las Fuerzas de Seguridad francesas han localizado la vivienda que ocupaban Asier Eceiza y Olga Comes, los dos presuntos miembros de ETA detenidos el viernes cerca de Arceau, en el Noreste de Francia, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

    Agentes de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la Policía Judicial francesa, encargada de la investigación, están registrando la vivienda.

    Las Policía francesa había requerido la colaboración ciudadana para localizar la vivienda de los presuntos etarras. Fuentes de la lucha antiterrorista destacaron la importancia que pudo haber tenido en la detención de Eceiza el hecho de que fuera uno de los seis terroristas más buscados, cuya foto aparece en los 30.000 carteles distribuidos, por primera vez en la historia, por dependencias policiales francesas y en aduanas, fronteras y aeropuertos del país vecino desde el 4 de marzo de este año.

    Eceiza y Comes fueron detenidos el viernes después de saltarse un control de carretera, probablemente por el temor del responsable del aparato militar a ser reconocido por los agentes de la gendarmería. Las fuentes consultadas por Europa Press señalaron que el aspecto de Eceiza no varía apenas del que muestra en la foto de los carteles.

    EN DEPENDENCIAS POLICIANES DE DIJON.

    En concreto, los dos terroristas sufrieron un accidente con otro vehículo después de saltarse un control de carretera de la policía francesa y fueron finalmente detenidos por la Gendarmería de Mirebau sur Bez, una localidad próxima. En el momento de su detención, alrededor de las 17:30 horas, Eceiza y Comas reconocieron ante los agentes galos su pertenencia a ETA.

    Los dos presuntos miembros de ETA llevaban una pistola en la guantera del vehículo, de un Citroen C4 verde con matrículas falsas, que había sido robado en la región de Drome, en el Sur del país.

    La pareja continúa en detención provisional en las dependencias de la policía judicial de Dijon, a donde fueron trasladados el viernes desde la Gendarmería de Mirebeau sur Bèze y no serán transferidos a París antes de mañana, según fuentes policiales citadas por los medios galos.