21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 29 de junio de 2014

    El PP se fija como objetivo recuperar el voto de centro, mermado por la ley del aborto, corrupción o el tema catalán

    Completará en quince días el mapa de candidatos para 2015, con Madrid y la Comunidad Valenciana como asignaturas señaladas para septiembre

    El PP se fija como objetivo recuperar el voto de centro, mermado por la ley del aborto, corrupción o el tema catalán
    EUROPA PRESS

    MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El PP cree que la pérdida de votos en las pasadas elecciones europeas se debe en parte a que el electorado ha percibido que se han separado del centro político, fundamentalmente por asuntos como con la reforma de la ley del aborto, la corrupción política o la forma de defender la unidad territorial tras el órdago independentista catalán. Consideran que ese giro al centro es fundamental para mantener la mayoría de cara a las elecciones autonómicas, municipales y generales del año que viene.

    Este es uno de los análisis de los 'populares' tras las elecciones del pasado 25 de mayo, en las que perdieron 2,6 millones de votos con respecto a los comicios de hace cinco años. Y aunque se trate de procesos electorales que no son comparables, los 'populares' se han quedado con cuatro millones de votos frente a los más de diez que tuvieron en las generales de 2011.

    Fuentes de este partido han explicado a Europa Press que en la abstención estrictamente se situaron un millón de sus anteriores votantes en los comicios europeos de 2009, ya que unas 340.000 papeletas se les fueron en las elecciones de mayo a UPyD, otras 240.000 a Vox, 160.000 optaron por Ciutadans y otros tantos se pasaron al PSOE. Han calculado incluso que unos 18.000 seguidores de 2009 se sumaron esta vez al fenómeno 'Podemos'.

    MÁS EXPLICACIONES

    La recuperación de este voto y la movilización para ganar las próximas citas electorales de 2015 pasa, a juicio de estas fuentes, por que el PP se ensanche por el centro político y creen que reformas como la ley del aborto no contribuyen a ello.

    Admiten que tampoco lo hace la corrupción, el 'caso Bárcenas' y la presencia de imputados en muchas comunidades autónomas, aunque sobre esto último se quejan de que en algunos casos existe una persecución al cargo público que en muchas ocasiones no concluye en condena judicial.

    DEBATIR EN LOS MEDIOS

    También aseguran que el partido reflexiona sobre si debe incrementar su presencia en los medios de comunicación participando en más debates y afrontar la discusión en platós de televisión desde los que 'Podemos', por ejemplo, ha sumado miles de votos. Los populares decidieron dejar de participar en este tipo de espacios a raiz del "caso Bárcenas", pero ahora consideran que deben volver a estar presentes para defender sus posiciones.

    En esta línea, las mismas fuentes señalan que otro de los asuntos que ha dañado la credibilidad del partido es que una parte de sus votantes de centro consideran que el PP no ha dado la batalla en debates como el territorial, a propósito del órdago que supone la consulta soberanista en Cataluña del próximo mes de noviembre.

    CANDIDATOS, TRAS EL VERANO

    El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, trabaja desde que concluyeron las elecciones en analizar a fondo cómo se ha comportando el voto 'popular' en todas las provincias y comunidades. Según ha explicado públicamente, quiere concluir la "radiografía" antes de agosto.

    El objetivo es estudiar lo ocurrido pero también dejar dibujado el mapa de candidaturas de 2015, en qué poblaciones de más de mil habitantes y en qué comunidades autónomas cuentan ya con números uno y en cuáles no.

    Floriano ha asegurado que no es momento de hablar de nombres sino únicamente dejar señalados los lugares, pero fuentes del partido aseguran a Europa Press que las plazas más complicadas están ya marcadas con rotulador: Madrid, la Comunidad Valenciana, País Vasco y Cataluña.

    Entre las dos primeras autonomías, el PP se dejó en las pasadas elecciones de mayo casi un millón de votos con respecto a 2009 y la recuperación de apoyos en ambas plazas es necesaria para ganar las próximas generales. Nadie sin embargo se atreve a decir con quién, decisión que seguramente quedará en manos de Mariano Rajoy.