6 de abril de 2020
16 de diciembre de 2008

PP de Madrid respaldará a los alcaldes que abandonen la FEMP pese a no ser decisión del partido, según Aguirre

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PP de Madrid respaldará a los alcaldes que abandonen la Federación española de Municipios y Provincias (FEMP) después de que su presidente, Pedro Castro, no haya dimitido por llamar "tontos de los cojones" a los votantes de derecha, a pesar de no ser una decisión del partido, sino municipal.

Así lo anunció hoy la presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien mantuvo que ni el partido como tal, ni el Comité Ejecutivo, ni la Junta Directiva, ni el Comité de Dirección ha adoptado más acuerdo que apoyar a los alcaldes que decidan marcharse de la organización municipalista.

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, Aguirre manifestó que quienes sí tomaron ciertas decisiones fueron los regidores y portavoces municipales populares madrileños en una que se celebró en el Grupo Parlamentario popular de la Asamblea de Madrid.

No obstante, precisó que esta reunión "no es un órgano estatutario". "Son ellos los que adoptarán cada uno (su decisión), y desde luego tienen el respaldo del PP de Madrid", apostilló.

La jefa del Ejecutivo madrileño aclaró que el PP exige que el presidente de la FEMP dimita porque "ha insultado de manera grave y soez" a 10,2 millones de españoles, al 53 por ciento de los madrileños y al 42 por ciento de los getafenses.

Tras destacar que no tiene "antipatía personal" hacia Castro, al que conoce desde hace "muchísimos años", recordó que los populares "no asistirán a ningún órgano que presidirá Castro", al tiempo que se mostró convencida de que dimitirá.

Al ser preguntada por las palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien destacó que la eventual salida de la FEMP de los alcaldes del PP de Madrid sería a título "particular", Aguirre recordó el caso del primer edil de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, que abandonó la Federación tras el insulto de Castro, e insistió en que los alcaldes, de acuerdo con el artículo 149 de la Constitución, "tienen autonomía de funcionamiento", por lo que el hecho de irse o no de la FEMP es "una decisión municipal".

"Les respaldo porque entiendo que Castro tiene que dimitir y estoy convencida de que va dimitir, por eso no será necesario que abandonemos la FEMP", subrayó la dirigente regional, quien señaló que, de momento, los populares no asistirá a ningún órgano presidido por el alcalde de Getafe.

"Estoy segura de que esto le hará ver a Pedro Castro que las personas no son lo importante en las instituciones, sino que lo importante es la institución y que no puede haber una institución presidida por alguien que ha insultado gravemente a la mitad de sus miembros y lo que es peor, no solo de sus miembros, sino de los alcaldes de esos votantes", argumentó.

Al ser cuestionada por si hubiera tenido más efecto en Castro el hecho de que el PP hubiera abandonado la FEMP, Aguirre dijo que "todo va gradual" y destacó al respecto que el presidente de la Federación es "un ser razonable", a pesar de que confesó que en esta actuación "no se lo ha parecido tanto".

"NO DUDO DE LA PALABRA DEL GOBIERNO"

Después de asegurar la semana pasada que temía que el Gobierno estuviera intentando negociar con ETA y una vez que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijera que las conversaciones con la banda son cosas del pasado, la jefa del Ejecutivo madrileño mantuvo que a día de hoy no tiene "por qué dudar de la palabra del Gobierno" y criticó los ataques que ha recibido este fin de semana por parte de diversos dirigentes socialistas debido a sus palabras.

"Cuando el PSOE o el Gobierno de Zapatero está en dificultades arremeten contra Esperanza Aguirre. Todos a una. Este fin de semana han sido zapatero, Leire Pejín, Pepiño Blanco y Rubalcaba para decir que soy una inmoderada, una radical", dijo la presidenta del PP de Madrid, quien retó a los socialistas a que "pongan sobre la mesa" una decisión suya "que se aparte de los principios estrictamente liberales" en los que dice creer.

Tratando cuestiones de partido, la presidenta de la Comunidad de Madrid destacó que le guste la oposición al Gobierno que está ejerciendo el presidente del PP, Mariano Rajoy, y confesó que no comparte las tesis de "más duros o más blandos". Además, apuntó que al Ejecutivo central hay que apoyarlo "cuando hace lo que tiene que hacer", por ejemplo, cuando "rectifica" su política antiterrorista respecto a la pasada legislatura, aunque volvió a recalcar que para que este cambio sea completo es necesario echar a ANV de los ayuntamientos.

En cuanto al candidato popular a las elecciones europeas, Aguirre indicó que "cada presidente elige el momento más oportuno" para darlo a conocer y recordó el caso de Loyola de Palacio, que fue designada un mes de marzo. Además, estimó que Jaime Mayor Oreja es un candidato "extraordinariamente idóneo", aunque afirmó que "seguramente" habrá otros, como el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

En este punto, la presidenta madrileña dijo no cree en que el primer edil acepte el ofrecimiento en el caso de que se lo hagan. "mi pensamiento íntimo es que no creo que acepte en el caso de que se lo pidan", afirmó rotunda.

Acto seguido, se mostró convencida de que el PP no va a perder las elecciones europeas porque, según las últimas encuestas, los populares están por encima del PSOE en intención de voto. Asimismo, argumentó que la situación económica es "muy mala", algo que, a su juicio, obligará al Gobierno a anticipar las elecciones.

"(Si con todo esto el PP pierde las elecciones), ya veremos. De momento hay un proceso electoral en el País vasco, en Galicia y en las Europeas y no tenemos por qué pensar que lo vayamos a perder. lo normal es que lo ganemos. Del escenario de perder, no somos partidarios", apostilló.

Finalmente, aseveró que tiene intención de presentarse en 2011 como candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, aunque está a la espera de que la nominen sus compañeros de partido. "he sido elegida del PP de Madrid, lo que no quiere decir que vaya a ser candidata", remachó, al tiempo que indicó que aún tiene "muchas cosas por hacer en Madrid" a las que no le va a dar tiempo en esta legislatura.