19 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

El presunto GRAPO Torralba declarará esta semana ante el juez Grande-Marlaska que remitirá la causa al Juzgado 6

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presunto miembro de los GRAPO Israel Torralba, detenido ayer en el barrio de Santutxu de Bilbao por su supuesta relación con el asesinato de una empresaria en Zaragoza el pasado día 6, declarará mañana o el miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien tras practicar esta diligencia se inhibirá a favor del Juzgado Central de Instrucción número 6, que se encarga del caso desde que aparecieron indicios de la participación de la organización terrorista, informaron hoy fuentes jurídicas.

Aunque en un principio la causa correspondió al Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, el pasado día 22, un día después de que los GRAPO reivindicaran el asesinato en una docena de medios aragoneses, llegó a la Audiencia Nacional una comunicación policial en la que se explicaba esta circunstancia. Al tratarse de una organización terrorista debe ser la Audiencia la que investigue lo sucedido.

La causa correspondió por reparto al Juzgado Central de Instrucción número 6, pero será el titular del número 5, Fernando Grande-Marlaska, quien interrogue a Torralba, ya que estaba de guardia cuando se produjo su arresto, junto al de una mujer, de la que aún se desconoce su implicación en los hechos. Tras realizar esta diligencia, Grande-Marlaska enviará la causa al Juzgado encargado de las investigaciones.

Los GRAPO reivindicaron el pasado día 21 el tiroteo de la calle Cervantes de Zaragoza, en el que el pasado día 6 murió Ana Isabel Herrero. Su esposo, Francisco Colell, resultó herido, pero pudo identificar a Torralba como una de las tres personas que les habían disparado. También reconoció a Juan García Martín, presunto miembro de los GRAPO en busca y captura, como otro de los agresores.

ASESINATO DE UN POLICÍA.

La Policía también acusa a Israel Torralba de haber participado en el asesinato del agente Francisco Javier Sanz Morales en el distrito madrileño de Carabanchel en 2000, la última muerte adjudicada a esta banda terrorista hasta el tiroteo ocurrido el pasado día 6. Tras el asesinato, fuentes de la lucha antiterrorista situaban a Torralba fuera de la banda al ser expulsado de la misma por sus problemas con el alcohol.

Anteriormente, Torralba habría participado en un atraco frustrado a un furgón blindado en Leganés (Madrid), su localidad natal, y en otra de las más espectaculares y sangrientas acciones terroristas del grupo, el asalto también frustrado a otro furgón en Vigo el 8 de mayo de 2000 en el que fallecieron dos vigilantes de seguridad y en el que los asaltantes efectuaron 90 disparos con pistolas y subfusiles, además de colocar tres cargas explosivas al paso del furgón.

Días después del asalto al furgón blindado en Vigo, la Policía identificó a una pareja de novios, formada por Torralba y Esther González Ilarraz, como presuntos integrantes del comando de cuatro personas que asaltó el furgón, al tiempo que los relacionó con el atraco en mayo de 1999 de una sucursal de Caja Duero en Valladolid, en el que, tras secuestrar a un empleado consiguieron un botín de once millones de pesetas. La pareja había sido captada en "casas okupas" de Madrid.

JUICIO SUSPENDIDO.

Por otra parte, hoy se volvió a suspender hasta la próxima semana el juicio que se celebra contra doce presuntos miembros de los GRAPO detenidos en Madrid entre julio y noviembre de 2002. El fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Alonso pide para ellos penas que oscilan entre los 8 y los 14 años de cárcel, y cuando se reanude la vista oral presentará su informe de conclusiones ante el tribunal.